Lunes, 18 de Enero de 2021

Otras localidades

Opinión

Parir como la madre que nos parió

La Firma de Félix San José

Mucho tiempo atrás las mujeres cuando parían, lo hacían en casa, solas o con vecinas y familiares. No les daba tiempo a que llegase el doctor y por eso muchos de vosotros habéis visto en las películas, cómo se escenificaba dicha situación.

Partos sin ningún tipo de preparación técnica que aliviase el mas mínimo dolor cuando se daba a luz. No existía epidural o medicamento alguno. Todo el parto se producía con el sufrimiento personal y un dolor incesante hasta que salía la criatura por las nalgas.

Las mujeres no asistían a curso alguno, ni a la preparación física necesaria, ni clases del parto con todos los ejercicios para adoptar la postura adecuada del feto o posteriormente en el parto.

Antes era antes y ahora en nuestros días ¿es y será peor que antes?

Las embarazadas desde finales de 2019 no están siendo formadas tal y como se hacía antes del covid19. Estar embarazada actualmente supone a esas mamás, tener una venda en los ojos, donde no pueden aprender la mejor manera y más correcta de parir como se hacia antes del 14 de marzo.

A las futuras mamás sólo se les ha permitido, durante parte del confinamiento, ir a lo más indispensable en los centros médicos y hospitales, en la mayoría de los casos, incluso sin su marido o su pareja.

Inmediatamente vieron como se cancelaban todas sus clases de preparación al parto, siempre pensando en la salud de la mamá y del bebé principalmente.

Momentos delicados para todas aquellas futuras mamás primerizas, la incertidumbre de no estar bien preparadas para ese día que ya se acerca las tiene, sin duda, meramente nerviosas.

Por videoconferencia les explica su matrona, en ocasiones no muy positiva, todo aquello que ellas no quieren oír que es, si su pareja podrá estar o no en el parto.

Por internet leen todo lo que pueden acerca del tema, vídeo tras vídeo, se documentan de lo que será su parto sin experiencia e incluso hacen Pilates que ayuda bastante.

Quién se lo iba a decir, que las madres de ahora se viesen en esta situación, preguntado a las amigas o hermanas lo que deben hacer para llegar preparadas al día del parto.

Ahora llega la intranquilidad de la mamás que estarán solas en el parto, sin nadie de su familia en muchos casos y ni siquiera el padre presente que la ayude a empujar.

Se dice que ahora ya puede entrar el padre, pero deberá permanecer en la misma habitación sin posibilidad de salir, hasta que la madre y el niño no estén preparados para salir al mundo exterior.

Los abuelos y familiares no pueden visitarles en el hospital, tal y como estábamos acostumbrados. Qué situaciones mas curiosas y anecdóticas ¿verdad?

Estoy seguro que cuando esos niños crezcan y les cuentes la realidad de su forma de nacer, les costará entenderlo y añadirán esas incógnitas de la situación.

Quiero enviar un fuerte abrazo a todas las madres valientes, que seguro no se acuerdan de la situación vivida, pues ya tienen a sus hijos en brazos.

Y a las primerizas como mi sobrina Vir, decirle que está preparada como si hubiese tenido la formación presencial, y estoy seguro que recomendará a otras madres, que se vean esos vídeos de internet que tanto le han ayudando. Deseo que tu hijo Noah sea ese fruto que tanto deseáis.

Esta es mi última firma de la temporada y parir como la madre que nos parió me sirve de cierre.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?