Sábado, 08 de Mayo de 2021

Otras localidades

Testimonio artístico del confinamiento

Nano Arrinbas Lázaro trabaja en un mural que rinde homenaje a las relaciones desde ventanas y balcones que ha tejido esta etapa de encierro

Vista general del mural en proceso

Vista general del mural en proceso / Imagen facilitada

El barrio de Santa Catalina contará con un testimonio artístico del confinamiento, o al menos una obra que tiene mucho que ver con el juego de interacción social que ha generado en la mayoría de los bloques o comunidades de vecinos este encierro por la pandemia. Se trata del nuevo mural en el que está trabajando Nano Arribas Lázaro por encargo de la Asociación de Comerciantes de Santa Catalina. De momento, ya se empieza a ver el marco de la escena que este artista va a representar en una fachada de la calle Alameda, que hace esquina con la calle Santiago. Se trata de un trampantojo con el que el edificio parece estar rematado con unas bóvedas góticas y una perspectiva que sorprende, un boceto que tenía archivado desde que empezó a colaborar con este colectivo y que ha ido posponiendo mientras desarrollaba otros contenidos en los murales anteriores. Después de la experiencia vivida estos últimos meses, la idea cobra otra dimensión. “Hacer un trampantojo en una pared dónde se asomaran ventanas e interactuara la gente es la idea inicial que me dieron cuando hice el primer mural, pero se han ido haciendo otros y este quedaba pendiente, una pared abierta en forma de trampantojo donde la realidad y lo pintado se funden y hay gente que interactúa, lo que pasa es que ahora mismo con el confinamiento adquiere otra connotación que no tenía”, comenta el artista.

El contenido humano de esta escena lo compondrán 13 personas, que en algunos casos destacan por lo que han hecho durante el confinamiento, parte de ellas vecinos del barrio que el artista ha querido inmortalizar. Sin dar más pistas para no restar la capacidad de sorprender, Nano sí anuncia que habrá en este mural algún elemento que rompa con el realismo y lo cotidiano de esta estampa. “Se puede decir que hay 13 personas que voy a pintar, muchas de ellas son del barrio otras no añadido pero es un guiño que se ha añadido a gente que ha hecho algo durante este confinamiento”, adelanta el autor.

Detalle del mural en proceso / imagen facilitada

A diferencia de otros trabajos en los que había una hoja de ruta que marcaba con bastante precisión los plazos, en esta ocasión el artista no se aventura a dar una fecha, aunque espera terminarlo antes del 8 de julio.

Mientras trabaja en este mural, está colaborando también con la asociación de comerciantes en otras iniciativas en las que se centra la semana cultural de este año. Entre ellas, la Agrupación Ribereña de las Artes ha comenzado este lunes a trabajar en un serie de murales en la plaza Maestro Nebreda, que rinden homenaje al propio comercio local.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?