Lunes, 06 de Julio de 2020

Otras localidades

Opinión

De arcoiris, libertad y despedidas

La Firma de Eva Calleja

Hoy vuelvo a sentirme como una adolescente... empiezo las vacaciones de este espacio "La Firma" hasta el próximo mes de septiembre. Han sido diez meses compartidos cada martes con todas y todos ustedes con reflexiones de lo más diverso, algunas con las que habrán estado más o menos de acuerdo y otras que con las que habrán estado en absoluto desacuerdo pero que espero les hayan hecho pensar, porque a fin de cuentas ese es uno de los objetivos. Mi agradecimiento a esta casa por la invitación que he disfrutado inmensamente y a ustedes por dejarme entrar en sus "hogares" durante un ratito cada semana.

Ninguno de nosotros podíamos imaginar, hace tan solo unos pocos meses que nuestra vida daría un giro tan repentino como radical, que viviríamos una pandemia, que tendríamos que recluirnos en casa o que fuéramos a convivir de forma habitual con mascarillas y geles desinfectantes... tiempos extraños en los que la radio se ha convertido para muchas personas en su única y mejor compañía. La radio, este medio del que me reconozco una apasionada, ha sido una conexión con la realidad, con la vida exterior, una voz para aplacar la soledad de largas noches en las que el sueño era esquivo. Y seguro que ustedes, como yo, habrán vivido o padecido muchas de esas noches en las que todos los gatos se vuelven pardos.

Noches en blanco, yo diría que en blanco y negro, en las que hemos contado lentamente las horas para volver a ver el sol y recuperar los colores de la vida que siempre se abre paso.

Y esta semana los colores del arcoíris lucen en balcones, pasos de cebra, bancos o en pantallas luminosas de muchas ciudades. Más allá de celebraciones, que en esta ocasión se han tenido que readaptar y convertirse en propuestas y citas "online" solo me viene una palabra a la cabeza: respeto. Absoluto y necesario respeto a la diversidad. ¿Por qué aún hay tanta gente que es incapaz de ver a las personas por encima de su color, religión, raza y orientación sexual? Personas, sin más. Y respeto por favor, solo respeto.

Al respecto muy poco más que añadir. Bueno añadiría otra preciosa palabra que también cobra un sentido aún más especial en estas semanas: libertad. Decía Virginia Woolf que "No hay barreras, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente".

Y yo añado:

El amor es demasiado bonito como para esconderlo en un armario ¿no creen?

Según escribo esta frase, que leí esta mañana en alguna parte, me viene a la cabeza una canción de los Beatles, "All you need is love"... me gusta esa canción... tal vez me ponga un poco ñoña pero me gusta. A veces no está mal, respirar y dejarse envolver por una canción, si es que no tenemos unos brazos cerca que puedan hacerlo, y ponerse ñoña, pero muy muy ñoña. Darnos barra libre para sentir y para así aprender a respetar lo que sentimos es un ejercicio de lo más saludable. Prueben, es esencial, y en esta época aún más porque ayuda a sanar "pequeñas heridas emocionales" y a hacernos más fuertes reconociendo y asumiendo que todos somos frágiles y vulnerables y que tenemos derecho a caernos para volvernos a rehacer. No hay otra posibilidad. Somos humanos, maravillosos, enrevesados, emocionales y contradictorios. Y eso es algo que me parece mágico y precioso. Así que disfrútenlo sin pudor y deleitándose en ello.

Feliz verano. Cuídense mucho. Esto no es una despedida sino sólo un "hasta pronto" porque nos reencontramos en septiembre.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?