Viernes, 10 de Julio de 2020

Otras localidades

INFORME VALENCIA CF

Voro: interino pero no novato

El de L'Alcúdia acumula 36 partidos oficiales, casi una temporada completa, como entrenador del Valencia divididos en cinco etapas distintas, siempre con éxito. Ahora se le presenta otro reto: no es la salvación, sino meter al equipo en Europa

Voro, dirigiendo un partido con el Valencia.

Voro, dirigiendo un partido con el Valencia. / Getty Images

El interino por excelencia en el Valencia, Voro González, está ante otro reto tan ambicioso como los anteriores. Salvo cuando ha sido un mero entrenador de transición en un tramo de temporada no decisiva, al de L'Alcúdia le ha tocado pelear por salvar al equipo del desastre que supone descender algo a Segunda División, algo que no ocurrió ni en la 07-08 ni en la 16-17, cuando Voro logró salvar al equipo desde el banquillo.

Ahora le llega un reto también complicado. Es diferente: ahora debe pelear por entrar en los puestos de Europa League. Viendo la dinámica del Villarreal y la victoria del Getafe ante la Real Sociedad, casi cabría limitar el objetivo a la séptima plaza, que requiere jugar previa y que ostenta, precisamente, el equipo txuri-urdin con un punto más, que en realidad son dos porque los de Donosti le tienen ganado el gol average al Valencia.

Llegados a este punto, conviene recordar cómo le fue a Voro en sus cinco etapas anteriores como entrenador.

Su primera experiencia llegó en la 07-08, cuando Voro sustituyó a Koeman con la amenaza real del descenso sobre Mestalla, pese a proclamarse campeón de Copa del Rey en abril. Voro cogió las riendas del equipo -plagado de estrellas como Villa, Silva, Mata, Baraja, Albiol, Marchena y los indultados Albelda, Cañizares y Angulo- y logró la salvación a lo grande, con 4 victorias y 1 derrota (6-0 ante el Barça).

Su segunda experiencia llegó en la 12-13, cuando sustituyó a Pellegrino, y con Valverde esperando para coger las riendas del equipo, con una victoria en Champions League ante el Lille.

En la 15-16 sustituyó a Nuno (con 1 victoria en Copa del Rey  y 1 empate, 1-1, ante el Barça), mientras Gary Neville aguardaba para estrenarse como entrenador aprovechando el regalo de su amigo Peter Lim.

Y en la 16-17 tuvo una doble experiencia: la primera, breve como transición entre Pako Ayestaran y Cesare Prandelli; y la segunda fue la más larga de todas, dirigiendo 25 partidos durante cinco meses logrando mantener al equipo en Primera en otro momento convulso del club, que afortunadamente Voro y el entonces recién llegado Mateo Alemany lograron estabilizar.

Cuando sustituyó a Ayestarán logró 2 victorias ante el Alavés y el Leganés y padeció 1 derrota ante el Atlético. Y en su etapa más larga, sustituyendo a Prandelli, este fue su balance: 2 derrotas en Copa ante el Celta 1-4 y 2-1 y 9 derrotas en Liga ante Las Palmas 3-1, Eibar 0-4, Alavés 2-1, Atlético 3-0, Barça 4-2, Málaga 2-0, Real Sociedad 2-3, Real Madrid 2-1 y Villarreal 1-3; 4 empates ante el Osasuna 3-3, el Betis 0-0, el Sporting 1-1 y el Sevilla 0-0; y 10 victorias ante el Espanyol 2-1, el Villarreal 0-2, el Athletic 2-0, el Real Madrid 2-1, Leganés 1-0, Deportivo 3-0, Celta 3-2, Granada 1-3, Osasuna 4-1 y Espanyol 0-1.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?