Miércoles, 08 de Julio de 2020

Otras localidades

Limpieza urbana

Málaga recupera la gestión de la limpieza

Sede de la empresa mixta de limpieza de Málaga, Limasa

Sede de la empresa mixta de limpieza de Málaga, Limasa / Cadena SER

Lo que popularmente se considera 'un parto', así de complicado ha resultado el proceso para municipalizar el servicio de limpieza de Málaga. No sólo por el rechazo inicial del PP -que llevó al alcalde a condicionar su repetición como candidato en las últimas elecciones a la posibilidad de convertir en pública Limasa-, si no por la negativa a última instancia de los socios privados a quedarse fuera del servicio acudiendo incluso a los tribunales.

Finalmente, después de 19 años marcados por una intensa conflictividad laboral que ha desembocado en varias huelgas y tras una comisión de investigación de por medio, este 1 de julio echa a andar la nueva empresa municipal Limpieza de Málaga S.A.M. Gestionará también la recogida y el tratamiento de residuos en la ciudad y su presupuesto aproximado será de 90 millones de euros, "un 8 por ciento menos que en el modelo anterior", señala el ayuntamiento en un comunicado, indicando así el ahorro que supondrá el nuevo sistema cien por cien público frente al anterior, en un 49 por ciento municipal, pero con el 51 por ciento en manos de SERUMA, sociedad controlada por FCC y participada por Urbaser, Sando y Unicaja.

La plantilla de la nueva empresa municipal rondará los 1.600 trabajadores; serán laborales indefinidos tras su subrogación al ayuntamiento.

La sociedad echa a andar con un reto fundamental: mejorar el servicio de limpieza en la ciudad que lleva ocasionando críticas durante años y cuyas deficiencias no han podido plasmarse en sanción alguna a la parte privada porque un acuerdo en 2003 con el ayuntamiento obligaba al consistorio a garantizar el 2 por ciento de beneficios a Limasa, con lo que a la larga las sanciones acabarían siendo sufragadas con dinero de las arcas públicas.

Sobre los representantes municipales de la sociedad, el acalde será el presidente del consejo de administración y la concejala de Limpieza, Teresa Porras, la vicepresidenta. En total, los populares tendrán cuatro representantes, tres el PSOE, uno Adelante Málaga y otro Ciudadanos.

Queda por delante la convocatoria de un nuevo consejo de administración para aprobar las cuentas de 2019 y 2020 y la Junta General de Accionistas de la vieja Limasa para disolver definitivamente la empresa, algo a lo que los privados han votado en contra hasta en dos ocasiones anteriormente.

Empieza por tanto una nueva era con la gestión pública del servicio de limpieza, aunque aún quedan cosas por hacer: por un lado, aclarar cómo se fijarán los sistemas para medir la productividad de la plantilla, uno de los requisitos de Francisco de la Torre para municipalizar la empresa, así cómo explicar si habrá finalmente encuestas de satisfacción del servicio a la ciudadanía. Además, la intención del consistorio es 'acabar' con todo vestigio de la antigua Limasa cambiando la cartelería de las instalaciones, mobiliario o de la indumentaria de los trabajadores y sustituyéndola por el logo de la nueva empresa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?