Lunes, 03 de Agosto de 2020

Otras localidades

Las casas rurales de Lorca se preparan para un verano con más afluencia, pero los albergues se reinventan

El turismo rural es una de las fórmulas por las que la población parece que va a apostar en 2020 debido al coronavirus

El turismo rural ofrece una serie de características que, con la preocupación que existe por el coronavirus, lo convierten en una fórmula atractiva para buena parte de la población española durante este verano: destinos asequibles en cuanto a precios y desplazamientos, con un amplio abanico de actividades y recursos y, sobre todo, alejado de grandes aglomeraciones y permitiendo a los turistas disfrutar de un espacio propio.

En Lorca, los propietarios de casas rurales ya lo han anotado en las reservas para este verano. Según Lorca Rural, la asociación que engloba a muchos de estos establecimientos, lo normal es que cuelguen el cartel de "completo" en temporada alta, sobre todo en aquellas casas que disponen de piscina. Sin embargo, este año ese interés por esta fórmula turística ha llegado antes y las reservas también se están adelantando.

"Las circunstancias han empujado a la población a esta fórmula. Siempre hemos tenido clientes fieles, pero este año ha crecido un disparate. No paramos de recibir peticiones", ha señalado Sebastián Navarro, presidente de esta asociación, quien reconocía que este año se están anticipando las reservas. De hecho, ya están completas todas las reservas en aquellas casas rurales con piscina, mientras que a las que no disponen de esta instalación están marchando más lentas.

La ocupación, a día de hoy, rondaría un 90%, según Navarro, y sigue dominando un cliente local, pero también el que que proviene de provincias limítrofes y de interior. "Nuestra oferta de turismo rural es amplía, pero con el territorio y las pedanías que tenemos, creo que aún es suficiente. Igual esta situación anima a gente nueva", espera Navarro.

Los albergues, en cambio, han tenido que reinventarse: la cancelación de los campamentos de verano, que suelen ocupar durante estas semanas buena parte de estas instalaciones, les ha llevado a idear fórmulas como las "Arcas Creativas", impulsadas en Lorca para promover los "confinamientos culturales" de creadores y artistas.

"Las previsiones antes de la pandemia eran excelentes, pero ahora están siendo sólo aceptables", dice Rafaél Pérez Bayonas, director de la red de albergues municipales de Lorca, que gestiona la empresa El Molino Ocio y Tiempo Libre. "En cuanto se ha levantado el confinamiento, el teléfono no para, eso sí", añade, aunque aún quedan plazas disponibles para los fines de semana.

También apuntan a la clara diferenciación que hay en lo que se refiere a la demanda de los albergues de interior, como los de Casa Iglesias, en la Sierra de la Culebrina, y Casa Grande, en Coy, frente al de Puntas de Calnegre, que es el que más interés despierta a los visitantes. Según Pérez Bayonas, "los albergues de interior funcionan más en invierno, y durante el verano es más propio de colonias y campamentos, son los que más han sufrido esta situación".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?