Martes, 11 de Agosto de 2020

Otras localidades

UD Almería

Victoria de banquillo para soñar

Petrovic y Villalba cambiaron el partido. De la Hoz marcó en el 89

Mario Silva se abraza a los jugadores tras ganar al Sporting.

Mario Silva se abraza a los jugadores tras ganar al Sporting. / Juan Sánchez

El partido lo ganó el banquillo. Triunfo in extremis de la UD Almería que le vuelve a situar en la pelea por el ascenso directo. A falta de los compromisos de Huesca y Zaragoza, los rojiblancos están a solo un punto de la segunda plaza. No fue una tarde para brillar, sino para ponerse el mono de trabajo. El Sporting supo anular completamente el fútbol ofensivo de los almerienses y no lanzaron a puerta en la primera mitad, propiciando así que el director general, Mohamed El Assy, tuviera que bajar al vestuario para dar un toque a los jugadores. En una montaña rusa de sensaciones, de un sube y baja, el Almería ha pasado de ver el ascenso a kilómetros a tocarlo con la punta de los dedos si esta jornada se dan los marcadores esperados.

La clave
El Almería era un equipo plano, con el centro del campo superado y sin desborde. Había que agitar la coctelera y esta vez Mario Silva y Fernando Santos, ‘Nandinho’, dinamitaron la contienda. El Sporting se las prometía felices, aunque había dos hombres dispuestos dar un giro de 180 grados a un choque tan igualado. El primero fue Fran Villalba. Aportó dinamismo y un trabajo entre líneas impresionante. Llegó a marcar en una jugada polémica. Balliu se va de Aitor, centra, y Villalba marca a placer, pero en la carrera el lateral agarra a su rival y el colegiado, tras consultar con el VAR, señaló falta y lo anuló.

Si Villalba quería fiesta, Petrovic se puso a trabajar en el centro del campo. Dio libertad a De la Hoz y robó infinidad de balones, ofreciendo además salida hacia campo contrario. El balcánico está volviendo a su mejor nivel.

Se iban agotando los minutos y también las posibilidades de ascenso directo. El Sporting se conformaba con el empate, pero apareció la calidad de la que tanto presume el Almería. Fran Villalba centra desde banda izquierda y César de la Hoz se eleva para rematar de cabeza a la red. Era el minuto 89 y los rojiblancos daban el golpe a la Liga, porque ese gol les sitúa de nuevo en la pelea por el ascenso directo. El banquillo cambió radicalmente el rumbo del encuentro. Los cambios aportaron y los puntos se quedaron en el Mediterráneo. No es el momento de gustarse, sino de ser efectivos en una Liga donde ningún equipo está mostrando un nivel superior.

Ambición
Esa chispa, el vértigo que tanto le va al Almería, no apareció hasta el tramo final del duelo. Darwin intervino poco, pero lo suficiente como para tener un gol que solo la mano de Mariño pudo evitar. El Sporting protestó un posible penalti de Petrovic a Carmona en el 93. No se señaló nada. Una victoria de banquillo para volver a soñar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?