Sábado, 15 de Agosto de 2020

Otras localidades

Contaminación

Europa inicia una investigación sobre los vertidos del espacio marino 'LIC y ZEPA de Tabarca'

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha admitido la denuncia de varias asociaciones vecinales y ecologistas de Alicante, centrada en el irregular funcionamiento de la EDAR Rincón de León

Fotos de archivo del cauce del Barranco de las Ovejas, en el interior de una zona urbana consolidada junto a tres centros escolares

Fotos de archivo del cauce del Barranco de las Ovejas, en el interior de una zona urbana consolidada junto a tres centros escolares / Cadena SER

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha admitido la denuncia de varias asociaciones vecinales y entidades ecologistas de Alicante (Gran Vía Sur Puerto, San Gabriel, Florida y otras, Democràcia en Verd y Amigos de los Humedales del Sur de Alicante) para investigar la situación de contaminación crónica por vertidos fecales e industriales no permitidos del espacio marino protegido LIC Y ZEPA de Tabarca.

Esta zona incluye un área de 14.000 hectáreas desde la playa de San Gabriel hasta el Cabo de Santa Pola e isla de Tabarca, y que abarca importantes hábitats y especies de muy alto valor ecológico que se encuentran en un estado de grave degradación y alteración de la biodiversidad a causa de estos vertidos.

La denuncia se centra en el irregular funcionamiento de la principal estación depuradora de Alicante, la EDAR Rincón de León, que recoge las aguas residuales la capital y de San Vicente del Raspeig. La depuradora cuenta con 42 puntos de vertido reconocidos por el Ayuntamiento y no autorizados, 27 de los cuales vierten directamente al mar y que se distribuyen a lo largo del litoral alicantino desde La Cantera hasta la playa de La Almadraba. Los vecinos destacan el hecho de que siete de esos puntos de vertido lo hacen directamente sobre el espacio natural protegido.

Vertidos / Cadena SER

Todos estos puntos proceden de tres emisarios submarinos y de aliviaderos de estaciones de bombeo y colectores que, al no contar con las obligatorias cámaras de retención, vierten alrededor de 12,5 millones de metros cúbicos anuales de aguas residuales urbanas e industriales sin depurar cada vez que llueve o que hay averías, interrupciones o picos de aumento de población en periodos vacacionales.

José Santamaría, portavoz de la Asociación Vecinal Gran Vía Sur Puerto, una de las asociaciones denunciantes, afirma que "esta red de saneamiento y depuración viene funcionando así desde hace más de 25 años, sin que Ayuntamiento y Conselleria de Medio Ambiente hayan tramitado en todo este tiempo el obligatorio expediente de autorización, lo que supone un incumplimiento de la normativa medioambiental y técnica".

Santamaría se sorprende de que, coincidiendo con la denuncia a Europa y un procedimiento contencioso en los juzgados, el Ayuntamiento haya enviado un proyecto a la Conselleria de Medio Ambiente y que está en fase de exposición pública, donde se pretende legalizar esta situación sin cumplir las exigencias y a coste 0. Espera que la Generalitat no acepte este proyecto, porque, de lo contrario, irán a los tribunales.

Los vecinos han mostrado su satisfacción porque el Parlamento Europeo haya sido sensible ante un tema que vulnera directrices europeas importantes en la Conservación del Medio Ambiente marino y las obligaciones que se establecen para proteger el litoral.

Santamaría denuncia el modelo de saneamiento y depuración de la ciudad en la que zonas como San Juan, Cabo Huertas o Albufereta cuentan con una red VIP de infraestructuras mientras que el resto de la ciudad depende de la EDAR Rincón de León, la cual se encuentra obsoleta y sobredimensionada.

Banderas Negras 2020

La playas de San Gabriel en Alicante y la de Babilonia en Guardamar del Segura han recibido la Bandera Negra 2020, que cada año otorga la organización de Ecologistas en Acción a los arenales con mayor contaminación y mala gestión.

Al igual que en el año pasado, el mayor problema de las costas de la Comunitat Valenciana se centra en vertidos de aguas y su mala depuración.

Liniana Aldeguer, miembro de la organización ecologista en Alicante, asegura que "hay que mantener la biodiversidad, en la cantidad de especies que tenemos y que garantizan la supervivencia del ecosistema". Recuerda, además, que el mar es una fuente de recursos que hay que proteger.

Aldeguer asegura que la presión urbanística tanto de residencias, puertos deportivos o paseos marítimos alteran las corrientes que traen la arena a las playas, lo que hace que desaparezcan. Añade que cada vez son más las autoridades regionales que están mostrando su preferencia por tirar una vez más del ladrillo como solución a estos problemas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?