Jueves, 13 de Agosto de 2020

Otras localidades

Circulaba a 137 km/h en una travesía urbana

El suceso ocurrió en una travesía de la carretera de Palencia con velocidad limitada a 50Km/h por lo que se le investiga como presunto autor de un delito contra la seguridad vial

Circulaba a 137 km/h en una travesía urbana

Guardia Civil

La Guardia Civil ha identificado a un conductor cuyo vehículo atravesó una localidad ribereña casi al triple de la velocidad permitida: circulaba a 137 km/h en una travesía limitada a 50.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de junio cuando un vehículo de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil captaba en su radar la velocidad desmesurada a la que circulaba un turismo a su paso por la travesía de una localidad ribereña de la carretera CL-619, la carretera de Palencia. Los agentes Agrupación de Tráfico se encontraban emplazados en un tramo limitado a 50 km/h con señales verticales de población y velocidad cuando el cinemómetro de su vehículo registró que el infractor circulaba a 137 kilómetros por hora al pasar junto a ellos, rebasando en 87 kilómetros el límite permitido.

Pese a que en ese momento no fue posible detener el vehículo ni identificar al conductor por los propios imperativos del tráfico, los agentes iniciaron inmediatamente la investigación que les condujo días después a vincular con los hechos a un hombre de 64 años. Ahora se le investiga como presunto autor de un delito contra la seguridad vial y será el Juzgado de instrucción número 1 de Aranda quien se haga cargo de las diligencias.

La Guardia Civil recuerda que este tipo de acciones al volante no solo pone en peligro la propia integridad física del conductor, sino la de sus acompañantes, si es que transporta a otros pasajeros y la del resto de usuarios de la vía. Advierten los agentes de tráfico que una colisión o salida de la vía a estas velocidades conlleva más que posibles fatales consecuencias y añaden que en caso de una reducción drástica de velocidad o una súbita maniobra evasiva se alargan las distancias de parada y aumentan las posibilidades de perder el control del vehículo.

En cuanto a las sanciones a las que se enfrenta quien incurra en estas conductas el Código Penal contempla penas de prisión de 3 a 6 meses, de multa de 6 a 12 meses y trabajos en beneficio de la comunidad, además de la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 1 a 4 años.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?