Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus

Reyes Villar y Fernando Mª Martínez serán la primera pareja en casarse en la Diócesis de Cartagena

Imagen de la feliz pareja que se casará en la Catedral de Murcia

Imagen de la feliz pareja que se casará en la Catedral de Murcia / Diócesis de Cartagena

El Obispado de Cartagena retomará a final de mes las bodas. Fernando María Martínez y Reyes Villar del Fraile serán la primera pareja en darse el 'sí quiero' en el primer templo de la Diócesis desde que se retomaron las celebraciones litúrgicas públicas.

Son muchas las parejas que con la llegada del COVID-19 han visto truncados sus planes de boda, según informaron fuentes de la Diócesis en un comunicado.

"Las limitaciones de aforo, el uso de las mascarillas o las medidas de distanciamiento social, que impiden las felicitaciones de los invitados a los novios con besos y abrazos, han sido las principales razones para que los novios aplazaran las bodas durante este tiempo de pandemia", asegura José Antonio Ibáñez, canónigo de la Catedral.

Sin embargo, pese a estas circunstancias, no todos los novios han querido posponer su unión matrimonial. Es el caso de Fernando María Martínez y Reyes Villar, que decidieron continuar con la celebración de su boda, prevista para final de mes, y serán la primera pareja en casarse en la Catedral de Murcia desde que se retomaron las celebraciones litúrgicas públicas.

"Lo verdaderamente importante para nosotros es nuestra unión en Matrimonio y no la fiesta que la rodea, aunque está claro que poder celebrar nuestra boda con familiares y amigos es una alegría muy grande", explica Martínez.

Cuando comenzó la alerta sanitaria provocada por el COVID-19, Fernando y Reyes tuvieron que enfrentarse a multitud de decisiones e incertidumbre, ya que no sabían si podrían celebrar su boda y cómo lo harían. No obstante, ellos lo tenían claro, mientras pudieran casarse, todo lo demás se iría resolviendo poco a poco.

"Al principio no sabíamos qué iba a pasar y luego con las restricciones nos planteamos que, llegado el caso, celebraríamos nuestra unión en una boda muy íntima, solo con los testigos y los familiares más directos. Afortunadamente, ahora podemos hacerlo con todos nuestros invitados", asegura el novio.

En este caso, los contrayentes no han tenido que modificar su lista de invitados ya que, siguiendo las estrictas medidas de prevención del coronavirus, la Catedral de Murcia tiene, actualmente, un aforo máximo de 200 personas.

Sin embargo, para esta pareja la decisión de casarse en este templo responde a un motivo muy diferente. "Teníamos planeado casarnos en el santuario de la Fuensanta, pero cuando nos enteramos de que la Virgen se quedaba en Murcia, decidimos celebrar nuestra boda en la Catedral, porque nos hacía mucha ilusión poder casarnos delante de nuestra patrona", aclara el futuro novio.

Por otra parte, ambos aseguran que durante todo este tiempo han sentido que la Iglesia les ha facilitado, en la medida de lo posible, poder celebrar su enlace. "Desde la Catedral, José Antonio nos ha informado de todas las medidas que se estaban tomando y ha respondido a todas nuestras dudas, ofreciéndonos soluciones y dándonos esperanza, por eso nos sentimos tremendamente agradecidos".

Falta poco para el enlace y, después de todo lo que han vivido en estos últimos meses, los novios se muestran confiados. "Pese a las circunstancias, estamos ilusionados con nuestra unión y no estamos más nerviosos de lo habitual en estos casos".

CELEBRACIONES EN LA CATEDRAL Y EL SANTUARIO DE LA FUENSANTA

Desde que finalizó el estado de alarma son muchas las familias que han decidido retomar las celebraciones que tuvieron que aplazar durante el confinamiento. Actualmente, la Catedral de Murcia cuenta con una veintena de bautizos previstos hasta septiembre y, por el momento, dos bodas. "En el caso de los enlaces matrimoniales es complicado porque el número de invitados es más numeroso que en los bautizos", explica José Antonio Ibáñez.

Desde la reapertura del templo, la Catedral sigue un estricto protocolo para garantizar la seguridad de los fieles en todas las celebraciones litúrgicas: para entrar es necesario el uso de mascarilla -que los fieles deben traer-, se dispensa gel hidroalcohólico en la puerta y los asientos están marcados con una cruz; además, también se han incrementado las medidas de limpieza y desinfección del templo, siguiendo todas las recomendaciones sanitarias para la prevención del virus.

"Los fieles pueden estar tranquilos, en este sentido, y tener la certeza de que se están llevando a cabo todas las medidas para evitar los contagios", asegura Ibáñez.

Quienes quieran informarse sobre las celebraciones de bodas y bautizos, tanto en el primer templo de la Diócesis como en el santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, podrán hacerlo de lunes a viernes, de 18.30 a 20.30 horas, en la sacristía de la Catedral de Murcia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?