Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Fútbol

2-1. La UD Ibiza dice adiós al ascenso tras una primera parte desastrosa

El Cornellà impuso su juego físico para superar al conjunto ibicenco

Imagen del choque jugado en Málaga

Imagen del choque jugado en Málaga / UD IBIZA

La fiesta por jugar una fase de ascenso a Segunda División se convirtió demasiado pronto en una pesadilla. La UD Ibiza ha quedado fuera del play-off, superado con claridad por el Cornellà, sobre todo en el primera parte, ya  que a los 16 minutos de partido  ya tenía una ventaja de dos goles. La reacción ibicenca en la segunda parrte no ha sido suficiente.

El estadio Ciudad de Málaga no será un buen recuerdo para el equipo ibicenco que llegaba a esta fase exprés como uno de lo favoritos.

El conjunto de Pablo Alfaro ha estado desconocido durante los primeros 45 minutos, como si el parón de cuatro meses hubiese puesto plomo en las piernas de los futbolistas y hubiera nublado ideas. La UD ha jugado una primera parte desastrosa, con lagunas en defensa, falto de control en el medio campo y sin presencia en ataque. Ramón, el portero catalán no ha tenido que intervenir en los primeros 45 minutos.  Las dos únicas acciones de peligro ibicenco en ese periodo acabaron con remates de Cirio y Javi Pérez no encontraron portería.

Solo se llevaban ocho minutos de encuentro y ya se veía a Alfaro jurando en arameo en la banda porque no le gustaba nada de lo que veía sobre el rectángulo de juego. El Cornellà salió respondón desde el pitido inicial. Con un juego muy físico y una intensidad extra en cada balón dividido y peleando cada balón como si no existiera un mañana.

A los tres minutos una acción de Nana no pasó a mayores por un cruce providencial de Kike. El conjunto catalán hacía una presión eficaz y se mostraba más intenso y tuvo premio enseguida. A los trece minutos una falta lateral fue rechazada por la defensa ibicena, pero otro centro desde la otra banda lo remató de forma impecable Becerra, el delantero cedido por el Watford inglés desde el punto de penalti anticipando a los centrales de la UD y colocando el balón lejos del alcance de Germán. Y si el primer tanto tenía que generar alguna reacción, provocó todo lo contrario. El Cornellà seguía mandando y dobló la ventaja solo cuatro minutos después  tras un saque de banda mal rechazado que aprovechó, Pablo Fernández  el otro punta del equipo catalán, para llegar con una autopista abierta hasta la frontal y golpear con potencia con su pierna izquierda mandando la pelota a la escuadra sin dar opción al portero del Ibiza.

Se habían disputado 17 minutos, pero parecía una eternidad. Más de uno se frotaba los ojos, pero no estaba soñando.

Las malas noticias se acumulaban porque Raí , que podía ser una de las armas en ataque por su rapidez y desequilibrio tenía que dejar el campo lesionado, entrando en lugar Cirio.

Con una cómoda ventaja, el Cornellà  retrocedió unos metros en su presión, pero seguía maniatando la creación de juego del Ibiza que no encontraba a Javi Lara y toda su estrategia pasaba un juego más directo con desplazamientos largos desde la zona defensiva.

Se llegó al descanso con una sensación de impotencia en el bando ibicenco y con muchas cosas por corregir.  Alfaro optó por hacer dos modificaciones, dando entrada a Fran Grima en la posición de lateral izquierdo dejando en la caseta a Gonzalo y colocándose Rubén de central. La otra apuesta, más ofensiva, de Diego Mendoza que ocupó la plaza de un desconocido Javi Pérez.  Con Mendoza se ganó presencia en ataque y las cosas fueron diferentes.

La segunda parte arrancó con la misma presión avanzada del Cornellà, pero el balón era del Ibiza que optó por colgar balones al área rival a pesar de que la defensa catalana se mostraba muy segura por alto.  Dominaba el conjunto de Alfaro, pero sin ideas en el arranque del segundo acto para descolocar al bien plantado equipo catalán.

El primer remate ibicenco entre los tres palos fue de Borja, a los 59 minutos con un disparo desde la frontal que blocó con apuros el guardameta catalán.  Pero en una jugada a balón parado, el Ibiza se metió en el encuentro. Una falta botada por Javi Lara lo cabeceó Rodado y entre un bosque de piernas, la pelota acaba entrando en la portería del Cornellà. 

Quedaba media hora y la remontada era posible, porque el Ibiza era otro equipo y el Cornellà pagaba su gran desgaste físico. Javi Lara cobró protagonismo y el Ibiza mejoró su fútbol, mientras en el bando catalán, su técnico optaba por buscar hombres de refresco para aguantar el empuje ibicenco.

Empujaba la UD, con un juego más directo, pero los minutos pasaban sin ocasiones claras. El Cornellà supo sufrir y jugar los últimos minutos con el balón lejos de su portería, forzando saques de esquina y no llegó el premio del empate en la recta final porque el Ibiza volvió a repetir los mismos errores del primer tiempo.

Lo que empezó con ilusión acabó en decepción. Habrá que intentarlo de nuevo la próxima temporada. La incógnita ahora es si este adiós tan prematuro provocará algún ajuste insperado en la planificación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?