Sociedad

El teletrabajo, tabla de salvación para la economía

Este modelo de trabajo ha evidenciado que es beneficioso para la sociedad en su conjunto aunque también ha demostrado que no estábamos suficientemente preparados

Teletrabajando en casa / getty images

Zaragoza

La forma de trabajar ha cambiado en tiempos de pandemia. El teletrabajo se ha impuesto como tabla de salvación para intentar salvar la maltrecha economía. Pero lo ha hecho a la fuerza, y se ha tirado mucho del esfuerzo y la voluntariedad de los trabajadores. Salir hemos salido y la valoración es buena tanto para empresarios como para trabajadores porque, dicen, ha evidenciado que es beneficioso para la sociedad en su conjunto, aunque también ha demostrado que no estábamos suficientemente preparados.

Y es que nos falta lo fundamental, cambiar de mentalidad. Que no es lo mismo trabajar presencialmente en la oficina y en casa, lo han comprobados miles de empleados en Aragón. Daniel Alastuey, secretario general de UGT Aragon afirma que "no estábamos preparado ni desde el punto de vista técnico ni de organización". A pesar de todo, desde CEOE se muestran satisfechos con los resultados . Ahora toca dar otro paso como señala  Carolina Álvarez,  directora de Innovacion, Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible, es "un cambio cultural profundo en formación, de personas, productividad y herramientas".

La realidad ha puesto sobre la mesa muchas deficiencias, entre otras, cosas, porque las prisas y la situación en sí son malas consejeras. Jornadas maratonianas y poco medios técnicos han sido la tónica a pesar de que ha habido inversiones importantes. Aún queda por dilucidar quien tiene que asumir esos costes. Desde UGT lo tienen claro "si  en una empresa los medios de producción corren a cargo del empresario en el teletrabajo también". Por eso señala, que habrá que ver los gastos que se producen "y compersarlos porque no puede ser un ahorro de costes para la empresa".

La nueva ley en la que se está trabajando deberá de tener en cuenta muchas de esas deficiencias detectadas. Habrá, como en el trabajo presencial, una detallada delimitación de derechos y obligaciones. Porque una vez más, las mujeres, han sido las más perjudicadas "conciliando trabajo y vida familiar".

Por eso, la apuesta es compaginar lo presencial y el teletrabajo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00