Sábado, 15 de Agosto de 2020

Otras localidades

Prostitución

Cruz Roja lamenta la "excesiva tramitación" del Ingreso Mínimo Vital para ayudar a mujeres prostituidas

Requisitos de empadronamiento o de gestión bancaria frenan la obtención de ayudas previstas para estas personas en situación de vulnerabilidad

Voluntarios de Cruz Roja, durante una de las jornadas de acompañamiento a mujeres prostituidas

Voluntarios de Cruz Roja, durante una de las jornadas de acompañamiento a mujeres prostituidas / Cadena SER

Veinticuatro voluntarios de Cruz Roja, entre los que se encuentran médicos, psicólogos o trabajadores sociales dedican su labor al acompañamiento de 77 mujeres prostituidas de Córdoba. Un número que ha aumentado considerablemente en los últimos meses, ya que en mayo esta labor cuidaba de medio centenar de mujeres.

La técnica del área de Mujer de Cruz Roja Córdoba, Rocío Arimón, traza un perfil claro: "principalmente son mujeres inmigrantes, que aquí tienen muy pocos recursos y que se dividen en dos grandes grupos de edad, uno que va de los 18 a los 24 años y otro de personas de 45 años o más". En cuanto a nacionalidades, "sería imposible trazar un perfil concreto, pero en Córdoba hay muchas chicas de Nigeria, Nicaragua u otras partes de Latinoamérica".

Durante la crisis sanitaria, los voluntarios han seguido desplegados con todas las medidas de seguridad para proteger a mujeres que se encuentran hoy en una situación de, incluso, mayor vulnerabilidad.

Arimón detalla que "la actividad de estas mujeres se ha visto dificultada durante la pandemia, pero no paralizada, ya que sigue habiendo hombres que demandan estos servicios". Explica que se han extremado algunas medidas de higiene, pero "lógicamente, estas chicas no pueden evitar el contacto físico, por lo que están expuestas, también, al contagio por coronavirus".

No obstante, la técnica de Cruz Roja explica que "lo que sigue su cauce es la necesidad de estas mujeres de seguir sobreviviendo; y como la demanda de sus servicios ha caído, están contrayendo deudas de alquiler o de distintos recibos". Así, se dibuja un círculo vicioso que las deja con una necesidad más imperiosa de obtener ingresos a través del trabajo sexual. 

La labor de la institución se desarrolla en dos vías: cuando las mujeres acuden solicitando la asistencia o por el trabajo diario en las calles de la red de voluntarios, que "proporcionan material preventivo, profilácticos, alimentación y vestimenta". Una labor que se concentra especialmente en pisos donde se ejerce la prostitución.

Además, los voluntarios sirven de asesores en trámites administrativos tales como la obtención de la tarjeta sanitaria; y ahora también, del Ingreso Mínimo Vital. Arimón explica que estas mujeres encuentran grandes dificultades para acceder al mismo y, por el momento, "solo conseguimos cerrar los expdientes con las chicas que más tiempo llevan en España". 

Expresa la "enorme gratitud de todas las entidades que trabajan con víctimas de trata sexual que se haya contemplado a estas mujeres dentro de las ayudas del plan de contingencia contra la Covid-19". No obstante, al aterrizar dicho plan sobre el terreno, Arimón detalla que "falta coordinación entre administraciones, quizá por el colapso que esta situación ha generado", ya que se exigen ciertos requisitos muy difíciles de cumplimentar por parte de mujeres prostituidas.

Así, alude a "cuestiones de empadronamiento, la necesidad de tener una cuenta bancaria u otros trámites que van a hacer muy complicado que estas personas tan vulnerables puedan verse acogidas a ayudas como el Ingreso Mínimo Vital".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?