Jueves, 15 de Abril de 2021

Otras localidades

SER PODCAST SER PODCAST Sigue en vídeo en directo 'El podcast perfecto', la segunda charla de SER Podcast
Levante UD

El plan del Levante para devolver el crédito de 60 millones con el que remodelará Orriols y construirá Nazaret

El consejo de administración ya ha dado luz verde a una operación económica con la que la entidad continuará su proceso de crecimiento

Remodelación del Ciutat de Valencia

Remodelación del Ciutat de Valencia / www.levanteud.com

Cuando el Levante presentó el concurso de acreedores el 10 de julio de 2008, el club tenía una deuda reconocida por la Administración Concursal de 93'7 millones de euros. Después de negociar una quita, el importe final quedó fijado en 61'3 millones.

Tras once años de gestión del Consejo presidido por Quico Catalán tiene una deuda inferior a 13 millones refinanciados hasta 2034 con dos bancos y que devuelve en cómodos plazos. 

A día de hoy, el Levante solo tiene pendiente (además del mencionado débito con dos entidades financieras) satisfacer dos millones de euros al Ayuntamiento de València no exigibles a corto plazo y una provisión de 800.000 euros correspondientes a la parte no reclamada de la deuda concursal.

La entidad granota está saneada y se dispone a acometer una operación con la que pondrá en marcha una nueva fase, caracterizada por la modernización y el crecimiento. Los dos pilares de la misma son la remodelación integral de Orriols y la construcción de la Ciudad Deportiva de Nazaret. El coste aproximado de ambas obras rondará los 37 millones de euros.

El Levante viene de dos ejercicios en los que ha dado superávit. En el 18/19, por una cantidad superior a los 12'5 millones (gracias, fundamentalmente, a la venta de Jefferson Lerma al Bournemouth) y con la previsión en la campaña que acaba de concluir de unos 700.000 euros. Sin embargo, el volumen de negocio y la dimensión actual del club no permite que los ingresos puedan incrementarse de forma exponencial en otro apartado que no sea la venta de futbolistas. 

Precisamente para llevar a la entidad a otro nivel -también en el apartado económico- son fundamentales la remodelación del Estadio Ciutat de València y la puesta en marcha de la Ciudad Deportiva de Nazaret. El Consejo de Administración del Levante ha aprobado la petición de un crédito escalonado de 60 millones de euros con el que hacer frente a los costes de ambas operaciones. 

Es cierto que, desde la llegada de Quico Catalán a la presidencia en 2009, la institución de Orriols ha reducido deuda por un importe inferior (unos 45 millones) al del préstamo que ahora deberá afrontar. Pero también lo es que el máximo mandatario y su equipo de ejecutivos han trazado un plan económico solvente y creíble para -siempre a largo plazo- hacer frente a la devolución del importe solicitado a un fondo de inversión extranjero. 

La vía más sencilla que tendría el Levante para cancelar parte o la totalidad del préstamo pasa por traspasar futbolistas. Activos deportivos como Aitor Fernández, Bardhi, Campaña, Vezo o Roger permitirían devolver un porcentaje o todo el crédito sin excesivas dificultades. Se trata de jugadores con mercado y en los despachos de Orriols dan por hecho que habrá ofrecimientos por todos ellos. 

Pero el reto es otro. Mantener el bloque de la primera plantilla para seguir consiguiendo la permanencia de forma solvente y generar recursos anuales que permitan hacer frente de forma periódica a la devolución del préstamo. La estimación del Consejo es que, consiguiendo un naming para el Ciutat de València, subiendo los ingresos por ticketing gracias al aumento en el aforo del estadio, posibilitando la aparición de una partida de beneficios procedentes del hospitality en palcos privados y con la puesta en marcha del museo en las entrañas de Orriols, el Levante será capaz de generar un mínimo de seis millones de euros cada año. 

La operación que se plantea -hasta 2034- es una refinanciación de la deuda bancaria pendiente (13 millones) a la que se añaden otros 47 para hacer frente a la remodelación integral del estadio y la construcción de la Ciudad Deportiva.

Se cancelarán las hipotecas existentes y, en el nuevo crédito, se incluirán garantías inmobiliarias así como parte de los derechos televisivos. También, se establecerán tres tramos para recibir el crédito, el primero de ellos por unos 17 millones de euros para completar la fase 1 con el cambio de cubierta y los otros tramos del crédito se plantearán en función de la situación económica y deportiva del club, que podrá elegir si lo destina a la segunda fase del estadio o a la construcción de la Ciudad Deportiva de Nazaret. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?