Martes, 19 de Enero de 2021

Otras localidades

Buscadores de castillos

Es importante que los niños vayan conociendo la historia, nuestra historia, y es mucho mejor hacerlo de una manera lúdica, en la que puedan disfrutar, dejar volar su imaginación. Y las visitas a castillos son una buena forma de hacerlo: les ayudan a pensar en otros tiempos, en un territorio de guerreros y batallas.

Es importante que los niños vayan conociendo la historia, nuestra historia, y es mucho mejor hacerlo de una manera lúdica, en la que puedan disfrutar, dejar volar su imaginación. Y las visitas a castillos son una buena forma de hacerlo: les ayudan a pensar en otros tiempos, en un territorio de guerreros y batallas. Les ofrece, además, la posibilidad de ver escenarios reales de muchos personajes históricos de los que han oído hablar: los reyes católicos, Alfonso X el sabio, El Cid o Jaume I.

En la provincia de Alicante hay más de 220 castillos y fortalezas. Hoy nos centramos en los castillos del alle del Vinalopó. La ruta completa tiene 75 km y está integrada por 11 castillos pero en nuestra propuesta hemos seleccionado tres: los castillos de Villena, Biar y Castalla. Esta excursión se puede hacer en un día porque las distancias son muy cortas.

Los castillos que siembran el Valle del río Vinalopó son monumentales, dominan grandes extensiones de territorio y han protagonizado muchas páginas de nuestra historia. Resulta llamativo lo cerca que se encuentran los castillos unos de otros, en ocasiones apenas a 3 km. Esto es debido a que se trata de una zona fronteriza entre la Corona de Aragón (Reino de Valencia) y Corona de Castilla (Reino de Murcia), por lo que su función era básicamente defensiva.

Recordemos que fue en esas tierras donde los conflictos continuos llevaron a la firma del tratado de Almizra, un pacto de paz firmado en 1244 entre la Corona de Aragón y el Reino de Castilla que fijó los límites del Reino de Valencia. Lo acordaron Jaime I de Aragón y quien más tarde sería su yerno, el infante Alfonso de Castilla y futuro rey Alfonso X el Sabio. En el tratado se estipuló que las tierras al sur de la línea Biar-Busot quedaran reservadas a Castilla. Esto no terminó aquí, el tratado se incumplió, hubo nuevos pactos a principios de S XIV y la delimitación total de fronteras no se solucionó de forma definitiva hasta s XVIII (Villena).

Estas tierras, hoy famosas por sus vinos y su uva, en escenario de un trajín permanente de ejércitos y batallas, de colonos y conversos, de conquistas y asedios. Un territorio fronterizo, linde de pueblos y culturas.

VILLENA - Castillo de la Atalaya

El más grande de los castillos de la ruta, el Castillo de la Atalaya data del siglo XI o siglo XII, es de construcción almohade y fue construido para que la población musulmana se refugiara ante el avance de los reinos cristianos. Controlaba la antigua línea fronteriza entre Castilla y el Reino de Aragón, dominando los valles circundantes. Es un edificio clave en importantes episodios de la historia medieval y a lo largo de los enfrentamientos bélicos de la historia de España.

BIAR - Castillo de Biar

Data del siglo XII y jugó un papel muy importante durante el reinado de Jaime I al ser asignado como castillo fronterizo en el Tratado de Almizra. Este tratado convirtió la zona en escenario de batallas constantes, de conquistas y de asedios. Todo un territorio fronterizo, linde de pueblos y culturas.

CASTALLA - Castillo de Castalla (l’Alcoià)

Está situado sobre un cerro a 780 m de altitud lo que permite que se pueda ver desde muchos kilómetros a la redonda. Data del siglo XI y fue reformado por los cristianos en el XVI. Se encuentra en muy buen estado de conservación,

 

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?