Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Fuerzas seguridad

Así se ha organizado la Guardia Civil de Córdoba para hacer frente a la pandemia

La comandancia provincial designó a Emilio Muñoz como jefe de la 'Unidad COVID' al inicio del Estado de Alarma

El Comandante Emilio Muñoz se coloca una mascarilla en un 'hall' de la comandancia de Córdoba

El Comandante Emilio Muñoz se coloca una mascarilla en un 'hall' de la comandancia de Córdoba / Cadena SER

En marzo de 2020, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, como reacción a la evolución de la pandemia del virus SARS-CoV-2 en nuestro país, decreta el Estado de Alarma como instrumento para contener la expansión de la enfermedad. Con ello, además de las restricciones para todos los ciudadanos, activaba a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como nunca antes en la historia de nuestra Democracia.

A la lucha contra un enemigo invisible se suma el control de la seguridad ciudadana, la revisión del cumplimiento de las limitaciones de movilidad a la población, el control y dispersión de posibles disturbios y las labores de apoyo a sanitarios y servicios humanitarios que Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil y Protección Civil han tenido que prestar.

En la comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, a primeros de marzo, suena el teléfono del Comandante Emilio Muñoz. Es el jefe de operaciones de la Policía Judicial en nuestra provincia. Ingresó al Instituto Armado en 1995 y ha prestado servicio en la lucha contra el terrorismo armado de E.T.A. en Vizcaia o como jefe de la Unidad de Información de la comandancia en Jaén.

La pandemia del coronavirus le trajo un nuevo cargo inesperado. El de Jefe de la 'Unidad COVID-19' de la Guardia Civil en Córdoba, que ha desarrollado en coordinación con sus mandos y la Subdelegación del Gobierno.

En la entrevista concedida a Radio Córdoba - Cadena SER, Muñoz pone de relieve que "la Guardia Civil no ha cesado en sus operaciones habituales pese a la situación extraordinaria". Así, destaca operaciones contra la falsificación de billetes o la detención de los autores del robo de aceite en el almacén de Cáritas de Lucena.

En marzo se puso al frente del despliegue especial de la Guardia Civil de Córdoba para hacer frente al coronavirus SARS-CoV-2. ¿En qué han consistido estos servicios?

Durante la crisis sanitaria hemos tenido que seguir desarrollando nuestras funciones habituales, a las que sumado dispositivos y órdenes de servicio enfocados a atender a los colectivos que a priori podrían ser más vulnerables ante la pandemia.

Respecto a nuestro despliegue habitual, fíjese que durante los primeros días del Estado de Alarma intensificamos las aprehensiones de droga o tabaco de contrabando, porque las restricciones de movilidad hacían que cualquier movimiento irregular fuese mucho más notorio. Por otro lado, ha habido unidades como Intervención de Armas, cuyas funciones recurrentes podían pasar a un plano menos prioritario para atender a las necesidades de la pandemia.

Es decir, tuvimos que revisar nuestros procedimientos y organizaciones de servicios para atender a los más vulnerables. Nos hemos basado en el Plan Mayor Seguridad, que está próximo a la atención a personas mayores, uno de los colectivos que más iba a necesitar nuestra proximidad. De igual forma, hemos tenido especial atención con las víctimas de violencia de género.

¿Cómo fue el momento de ponerse al frente de estos servicios especiales?

Fue un momento complicado para todos, pero la Guardia Civil está preparada para estas contingencias, nuestro despliegue territorial y protocolos nos permiten adaptarnos de forma rápida. El trabajo que se ha hecho bien es gracias a la calidad personal de la plantilla: todos los guardias se pusieron a disposición de sus mandos para salir a la calle a prestar servicios que incluso están alejados de su cometido habitual. Esto no ha terminado, pero la coordinación ha sido más sencilla de lo que puede parecer.

Colaborando con las administraciones, policías locales y protección civil hemos llevado alimentos a las personas más necesitadas, hemos trasladado medicamentos, hemos transportado equipos de protección y material sanitario a residencias de ancianos o hemos recogido material docente en colegios e institutos para que los alumnos pudieran seguir sus clases desde casa.

Muchos de los servicios humanitarios los hemos hecho hasta de forma voluntaria; y además hemos trabajado con todas las instituciones, empresas y particulares. Podría destacar el acompañamiento que se ha hecho a las personas sin hogar tanto en la capital como en la provincia, donde algunos Guardias Civiles han adquirido de su bolsillo alimentos y medicamentos de forma totalmente altruista.

Comandante Emilio Muñoz / Cadena SER

¿Qué unidades se han visto implicadas en este dispositivo especial?

Todas de la Comandancia de Córdoba, no ha quedado nadie sin trabajar. Como comentaba, se han volcado mucho en las patrullas aquellas unidades cuyas funciones habituales no eran tan urgentes.

¿Cuántos expedientes de denuncia se han tramitado durante el Estado de Alarma?

Quiero anteponer que la ciudadanía cordobesa ha sido ejemplar en su responsabilidad. Hay algunos que no han cumplido, claro: hemos tramitado unos 7.500 expedientes de denuncia por desobediencia.

Desobediencia ha sido el concepto prioritario en esos expedientes de sanción y algunos juristas comentaban que eran denuncias 'poco concretas'...

La herramienta que tenemos es la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, que contempla un artículo de desobediencia, pero también se han propuesto sanciones por actitudes muy concretas.

Los motivos principales han sido estar en vía pública sin justificación o por desplazamientos prohibidos. Estos últimos se han intensificado durante las fases de desescalada.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad no hemos ido denunciando a la primera de cambio. Siempre se ha advertido primero al ciudadano y se ha priorizado una labor pedagógica...a los que se ha formulado una denuncia han sido sobre todo personas que reincidían en su conducta.

Durante el período de Estado de Alarma la Guardia Civil efectuó 41 detenciones, ¿alguna situación que les haya sorprendido?

Las detenciones se han producido cuando el incumplimiento de las normas era reiterado, se producían faltas de respeto a la autoridad o simplemente estaba claro que esa persona no tenía ninguna intención de adecuar su conducta. Sí hemos encontrado algunas situaciones de cierta agresividad, pero en la mayoría de ocasiones se ha podido solventar todo con un expediente de denuncia.

Detalle gorra Guardia Civil / Cadena SER

Después de 176 años de historia, la Guardia Civil se lanza a patrullar calles prácticamente desiertas, ¿cómo ha sido esta experiencia desde lo personal?

Está la componente como ciudadano normal y por otro lado la de agente de la autoridad. Hemos visto situaciones dramáticas, personas que han fallecido o en situación de mucha vulnerabilidad. Esto tiene una carga emocional bastante grande para cualquier persona.

Todo ello sin olvidar que el virus no discrimina a nadie y lógicamente también le teníamos respeto. Cuando volvíamos a casa teníamos miedo de contagiar a nuestros seres queridos. Pero esta dura situación lo han vivido también otros grupos profesionales: hay que destacar la labor del personal sanitario, los trabajadores del sector primario o la distribución, al igual que del resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Me quedo con la importancia de la unión. El trabajo en equipo ha sido lo que nos permite superar situaciones como esta, por eso tenemos que concienciar de que esto no ha terminado y solo con su lucha y compromiso podemos evitar más daños.

Y habrá agentes que también eran factores de riesgo, ¿se les ha apartado de estos servicios?, ¿cómo se ha prevenido el contagio dentro de sus filas?

Hemos establecido unas pautas de trabajo para minimizar el posible contagio de Guardias Civiles. Por ejemplo, configurando binomios fijos, de forma que si un agente se contagiaba, el radio de contactos del mismo entre compañeros fuera el menor posible. No podíamos convertirnos nosotros en un foco de propagación del virus.

Eso ha funcionado, aunque al principio algunos guardias se contagiaron, pero llevamos tiempo sin ningún agente aislado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?