Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

EGM EGM La SER lidera 2020 con su mejor resultado en tres años
Opinión

Del verano y el otoño

La Firma de Eva Calleja

El domingo mientras tomaba un café disfrutando de un rato de sol en mi azotea, esa que mis amigas y amigos miran con ojos de sana envidia desde el confinamiento, pensaba en cómo resumir lo vivido y sentido durante estos dos meses de vacaciones radiofónicas que no de las otras, porque yo soy de las afortunadas, o así me siento, que han seguido trabajando durante la época estival.

Ha sido, seguro que están de acuerdo conmigo, un verano extraño en el que he echado de menos muchas cosas pero en el que he vivido otras muchas que me he empeñado en disfrutar a tope, como diría alguien que conozco..."como si no hubiera un mañana"...

Y si centras tu energía en eso, en vivir las cosas exprimiendo lo que te aportan de positivo, descubres que reencontrarte con gente es fantástico aunque falten los besos y abrazos de otras ocasiones. Que el primer trago de una buena cerveza cuando hace calor sigue siendo un pequeño placer inenarrable, que el color del mar y el sonido de sus olas mientras siesteas tirada en la arena son un auténtico lujo aunque hayas tenido que tener mucho cuidado al colocar tu toalla para mantener la distancia social o que disfrutar de la buena música en directo no es comparable con escucharla enlatada en cualquier otro formato aunque sea sentada y sin poder bailar como lo hacías antes en cada concierto.

Sin renunciar a vivir, sin renunciar a nada y adaptándome a las nuevas circunstancias, me niego a hablar de la nueva normalidad, no puedo con eso de verdad, y sabiendo que solo será algo temporal porque como decía mi abuela, que era sabia entre las sabias, siempre que llovió, hija mia, escampó....esa frase siempre me trae a la memoria uno de los libros que me mantuvo despierta muchas noches en el verano de mis 16 años, "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez porque en Macondo llovió durante cuatro años, once meses y dos días ....pero también al final la lluvia dejó paso al sol de nuevo.

Y tras el verano mañana se producirá, en medio de opiniones encontradas, de críticas tan duras como defensas contundentes, la vuelta al cole... Yo soy de las que opinan que es preciso volver a las aulas, que es necesario hacerlo, que es esencial plantear el retorno a la educación presencial. Aunque entiendo las reticencias y los miedos de muchas personas que no lo ven nada claro. Eso sí, la lista de cosas que a mi juicio deberían haberse hecho mejor o con mayor previsión es muy larga. Mi ánimo al profesorado que no lo tuvo fácil durante el confinamiento y que afronta ahora un nuevo reto.

Mientras tanto hay sectores que siguen intentando mantenerse a flote, entre ellos el sector de la cultura que reivindica que hay medidas que no tienen coherencia, ni sentido y que les están llevando al desastre más absoluto.

La cultura necesita respuestas concretas y urgentes. La cultura es esencial. En nuestra ciudad desde la concejalía de cultura se ha apostado por no dejar de hacer cosas. Pueden haber sido más o menos de nuestro gusto pero la apuesta por la música, el teatro, por los espectáculos de todo tipo, por las ferias del libro y artesanía, por el disfrute del patrimonio con alternativas y opciones novedosas me parece importante. Mi aplauso.

Es imprescindible proteger la cultura. Imprescindible. Llevo unos cuantos días intentando borrar de mi mente la lamentable frase del Sr. Igea, lo de los 4.000 ataúdes en la Plaza Mayor de Valladolid cuando horas antes se habían manifestado las gentes de la cultura en ese mismo lugar con enorme responsabilidad y respeto. Tristes políticos que a veces buscan titulares y lamentablemente los consiguen.

Cultura sí. Siempre.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?