Martes, 22 de Septiembre de 2020

Otras localidades

La pandemia no consigue dejar a la patrona de Aranda sin su eucaristía de homenaje

Con poco más de medio centenar de asistentes pero con miles de personas siguiendo la celebración a través de Radio Aranda la misa ha sido aplaudida por el arzobispo de Burgos, como un signo de victoria frente al coronavirus

El oficio en el Día de la Función en honor a Ntra. Sra. de la Viñas se realizó a puerta cerrada en la Ermita de la Virgen.

El oficio en el Día de la Función en honor a Ntra. Sra. de la Viñas se realizó a puerta cerrada en la Ermita de la Virgen. / Cadena SER

Tan inusual y tan desangelada como necesaria. La estampa de una ermita casi vacía en el día de su patrona solo lo ha conseguido un virus. La pandemia ha obligado este año a restringir a poco más de medio centenar de personas la asistencia a la misa en honor a la Virgen de las Viñas, presidida por el arzobispo de Burgos, Don Fidel Herráez.

Solo dos concelebrantes, el arcipreste y el párroco de Santa María, frente a la casi veintena de sacerdotes que acudían otros años. Y entre los fieles (que otros años abarrotaban el templo, los más afortunados sentados pero muchos de ellos de pie) solo unas cuarenta personas, cofrades destacados y los alcaldes de Sinovas y La Aguilera, que se han colocado en los bancos más cercanos al altar con apenas tres o cuatro ocupantes por cada hilera. Y en el lugar reservado para las autoridades, a la izquierda del altar, la alcaldesa y otros seis ediles y la derecha solo la Camarera de la Virgen.

El arzobispo de Burgos, Don Fidel Herráez, a su llegada a la Ermita de la Virgen de las Viñas. / Cadena SER

El aforo de 68 personas lo completaban en el coro la soprano Mónica Moreal y el organista Juan Carlos Andrés Brogeras, y los representantes de los medios de comunicación encargados de dejar testimonio de este momento excepcional para la historia, y como en el caso de Radio Aranda, de facilitar que pese a celebrarse a puerta cerrada, la misa en honor a la Virgen haya podido ser seguida por arandinos y fieles de todo el mundo a través de las ondas y de internet.

Porque tal y como se encargaba de subrayar el arzobispo en su homilía, celebrar la eucaristía, incluso con las máximas restricciones ha sido una victoria frente a la pandemia, preludio de otras que vendrán y como símbolo de que el virus no puede acabar con toda la normalidad.

Los periodistas de Radio Aranda - Cadena SER, Elena Lastra y Fernando Berzosa, narrarón un año más la ecucaristía desde la Ermita. / Cadena SER

Con una decoración más sobria de lo habitual en un Día de la Función, la ermita se adornaba con ramos de flores que peñas y otros colectivos, así como personas particulares, han depositado desde el pasado jueves, en ausencia de la tradicional ofrenda floral. La imagen de la Virgen de las Viñas lucía engalanada con uno de sus trajes más espléndidos, pero únicamente con dos adornos: un gran broche negro en el pecho a modo de crespón y la medalla de la Villa.

Es el segundo año consecutivo que la Virgen permanece dentro de la ermita tras la misa, sin poder celebrar la procesión: si el pasado año lo impidió la lluvia, este año de pandemia la imagen ha permanecido en su hornacina del altar central, sin ni siquiera colocarse en su carroza para su paseo anual.

La soprano Mónica Moreal y el organista Juan Carlos Andrés Brogeras. / Cadena SER

Estampas inusuales del día de la patrona en un año que también pasará a la historia local por las excepcionales circunstancias en las que se homenajeó a su patrona.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?