Lunes, 21 de Septiembre de 2020

Otras localidades

REUNIÓN SÁNCHEZ Y AYUSO REUNIÓN SÁNCHEZ Y AYUSO Ayuso: "Ojalá hubiéramos tomado las medidas antes, pero este virus venía sin instrucciones. No se puede tratar a Madrid como el resto de comunidades, es injusto"
Coronavirus Covid-19

El corazón de la búsqueda del Covid19: la carrera de los rastreadores contra la expansión del virus

Veintisiete sanitarios trabajan doce horas al día durante toda la semana en dos turnos, pero solo cuatro personas los sábados y domingos

Anuncian una formación masiva para incorporar más personal de rastreo

Esperan que el trabajo aumente considerablemente durante tras el inicio del curso escolar

El equipo de rastreadores de la isla de Tenerife trabaja en dos salas en el Centro Tecnológico de Candelaria. Cada uno de ellos cuenta con un ordenador portátil, una pantalla fija, un móvil y un teléfono fijo.

El equipo de rastreadores de la isla de Tenerife trabaja en dos salas en el Centro Tecnológico de Candelaria. Cada uno de ellos cuenta con un ordenador portátil, una pantalla fija, un móvil y un teléfono fijo. / Cadena SER

A las ocho de la mañana empiezan su turno. La planta baja del Centro Tecnológico de Candelaria (Tenerife) aloja una de las dos salas en donde los rastreadores acaban de empezar su turno en la isla. El equipo es sencillo: los profesionales se sientan en una mesa en forma de 'u' con un portátil, un teléfono fijo y un móvil. Durante la primera hora confiesan que no llaman demasiado. "La gente está durmiendo", dice con una sonrisa una de las empleadas. Es la primera deferencia hacia unos pacientes que van a recibir una llamada que nunca querrían descolgar: "Hola, buenos días. Le llamo del equipo de rastreadores. Le informamos de que ha mantenido un contacto estrecho con un paciente que ha dado positivo en Covid19; deberá hacerse la prueba PCR y no salir de casa durante catorce días".

Los grupos de trabajo en los que se distribuyen los veintisiete profesionales en Tenerife – todos son sanitarios- tienen cuatro coordinadores internos. Sobre ellos gira el eje que los une con Sanidad Pública, el departamento del que dependen. Patricia Viña es una de ella. Es enfermera. Inició su particular carrera contra el covid19 en el mes de marzo. Es de las más experimentadas del grupo.

Patricia Viña es una de las coordinadoras del grupo de trabajo de rastreadores de la isla de Tenerife / Cadena SER

"De la experiencia que habíamos tenido de los meses anteriores creamos protocolos y directrices. Vimos los errores que se han ido cometiendo para añadir miembros al equipo; hemos creado un sistema de trabajo como consecuencia del ensayo y el error para que no haya diferencias en los sistemas de rastreo", afirma esta enfermera que no para de atender algunas llamadas inevitables durante la conversación. "No podemos hacer una media del número de llamadas por rastreador. Que una persona tenga muchos contactos estrechos no quiere decir que hagamos más llamadas. Si son de la misma familia, con tan solo una comunicación puedes determinar cinco contactos estrechos", asegura.

El Centro Tecnológico de Candelaria, ubicado en el Polígono Industrial de Güímar, es el lugar hasta donde se han trasladado los rastreadores desde el jueves con la previsión de aumentar el número de profesionales / Cadena SER

El éxito aplaudido de los rastreadores en Canarias por la localización de los contactos cree que tiene una explicación fundamental. Hacen hincapié en que "se han separado las funciones de rastreo y seguimiento". El médico de cabecera asume esa segunda función porque "es esa persona quien conoce mejor al paciente", sostiene Viña.

Frustraciones y enfados

La carrera por evitar la expansión del virus tiene un límite. En concreto, nueve llamadas. A partir de ese momento, se da por perdido el contacto. “A veces es fácil encontrar a la persona que buscas y en otras ocasiones imposible” lamenta Viña quien añade que “lo que más nos frustra es cuando lo intentas y no hay manera; también hay gente que se pone muy a la defensiva. En estos casos, te das cuenta de que mienten”.

Los turnos de los rastreadores están condicionados a la cantidad de personas disponibles. Dicen que ahora su carga de trabajo ha aumentado considerablemente. Por eso, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha anunciado la incorporación de varias decenas de empleados –todos sanitarios y trabajadores sociales- para sumar 500. “Quizás entre semana no hace tanta falta, pero para los fines de semana necesitamos ser más porque no llegamos”. Son solo cuatro los profesionales que se encargan de todo.

La coordinadora de este equipo afirma que se está trabajando en un plan de formación que permita adquirir a un mayor número de personas las destrezas para detectar el paso invisible del Covid19 entre la población tinerfeña. Sobre todo, ahora que comienza el regreso a las aulas de los estudiantes: “se está creando un equipo para el trabajo específico de los colegios porque se espera que aumente más aún el trabajo”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?