Martes, 20 de Octubre de 2020

Otras localidades

Castilla-La Mancha a la espera de la decisión de Madrid sobre el COVID

La Junta reconoce su preocupación sobre lo que está ocurriendo en la comunidad vecina y espera conocer qué medidas se van a implantar allí. Los municipios limítrofes son los que peor evolución tienen de la pandemia

Se esperan las medidas restrictivas en Madrid para el viernes

Se esperan las medidas restrictivas en Madrid para el viernes / GETTY IMAGES

Castilla-La Mancha mira de reojo todo lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid. La Junta de Comunidades está también a la espera de conocer las medidas que se van a aplicar allí, pero de las que de momento no se sabe nada. El director general de Salud Pública, Juan Camacho, no ha querido hacer valoraciones de la gestión del gobierno de la popular Díaz Ayuso, pero sí que ha reconocido que agradecen que se vayan a tomar esas medidas para tratar de contener la evolución de la pandemia.

Y es que donde más se está notando la evolución del COVID es en aquellos municipios de las provincias de Toledo y Guadalajara más próximos a Madrid, como la comarca de la Sagra o el Corredor del Henares. Camacho asegura que en estas localidades las medidas restrictivas se están notando menos que en otros puntos de la región.

Preguntado por la situación en Bolaños de Calatrava (Ciudad Real), donde se ha prolongado el confinamiento 15 días más, afirma que están en permanente contacto con las autoridades municipales. Añade que salvo este, no se contempla confinar ningún municipio más de la región, al menos de momento.

Por otro lado, el director general de Salud Pública, ha destacado que en los hospitales (donde hay 511 paciente y una tasa de ocupación de un 13% de pacientes COVID sobre el total, la segunda de España) siguen vigentes los planes de contingencia. "Nunca se han levantado", explica.

También ha querido destacar que en los equipos de rastreo se han incorporado 132 personas, lo que hace que la cifra total ascienda a los 559 profesionales. De hecho, se cambia su denominación de Enfermeras de Vigilancia Epidemiológica a Profesionales de Vigilancia Epidemiológica, porque ya no solo forman parte de estos equipos profesionales de enfermería, sino también trabajadores sociales u otros profesionales. Con esta cifra, la tasa sería de un rastreador por cada 3.600 habitantes. La OMS pide que sea uno por cada 4.600 habitantes, con lo que la región estaría por encima de esa tasa cumpliendo la recomendación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?