Miércoles, 21 de Octubre de 2020

Otras localidades

A Coruña

El Concello da Coruña negociará con los propietarios del edificio de Citröen para evitar el derribo

La justicia les ha dado la razón y ha rechazado el recurso municipal contra el derribo

Antiguo edificio Citröen Coruña

Antiguo edificio Citröen Coruña / Cadena Ser

El Concello de A Coruña intentará dialogar con los propietarios del edificio de la Citroën -el antiguo concesinoario Rodríguez Amado- para evitar el derribo del inmueble, después de que la justicia les haya dado la razón y haya rechazado el recurso municipal contra la demolición.

Los dueños del edificio solicitaron la licencia de demolición en 2016 y el gobierno del PP de Carlos Negreira se la concedió por silencio administrativo. Después el ejecutivo de la Marea Atlántica inició los trámites para la catalogación y presentó un recurso ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que ahora ha sido rechazado. El edificio cuenta con una fachada emblemática de Fernández Albalat en la avenida de Oza. El gobierno de Inés Rey va a continuar con el proceso de catalogación.

El fallo judicial pone de manifiesto cómo el gobierno local del PP inició un proceso para proteger el edificio y volver a catalogarlo después de aprobar la licencia de derribo. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia y la Sala de lo Contencioso Administrativo número 4 de A Coruña exponen que "la protección no se puede aplicar de forma retroactiva". Ahora ya no caben más recursos y por tanto la alcaldesa Inés rey asume que la única vía es negociar con los propietarios.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 estima el recurso presentado por la propiedad y autoriza la demolición del histórico edificio que albergó el concesionario Rodríguez Amado de la Citroën y que es un ejemplo de la arquitectura moderna. La petición de demolición por parte de los propietarios se remonta a mayo de hace dos años. Fuentes municipales señalan que el edificio está incluído en el borrador del Catálogo de Inmuebles protegidos.

El concesionario para Citroën de Fernández-Albalat en el cruce entre la Ronda de Outeiro y la Avenida de Oza es una obra singular sobre la que el proyecto se entrega en 1959, pero que no se construye hasta 1966. Se trata de un edificio de estética moderna con referencias que se toman de la arquitectura ligera americana (Richard Neutra o Albert Frey), pero también con perspectivas estéticas más cercanas, especialmente en términos de implantación como el expresionismo racionalista.

En él, el racionalismo moderno de los materiales prefabricados se mezcla con el gesto radical del expresionismo alemán al curvar el plano de la fachada en esquina. La curva y la materialidad del vidrio gracias a la carpintería de acero construyeron en su tiempo el escenario para la exposición del protagonista del edificio: el automóvil, situado en el punto de la parcela desde el que más visibilidad tenía. En 1970 el edificio se amplía dotándolo de tres plantas más.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?