Sábado, 05 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Los socios de Puig le advierten de que no se pueden cambiar las políticas del Botànic

El president responde que la vía valenciana del siglo XXI no puede ser maniqueista

Los portavoces de Compromís, PSPV y Unides Podem

Los portavoces de Compromís, PSPV y Unides Podem / Cadena SER

La síndica de Unides Podem en Les Corts, Naiara Davó, ha asegurado en el debate sobre el estado de la Comunitat que "no hay alternativa al Botànic, porque el Botànic es el camino", y ha alertado de que "no hay espacio para falsos consensos".

Durante su intervención en el debate sobre el estado de la Comunitat, Davó ha defendido que esta tierra necesita un proyecto "valiente, coherente, comprometido, un proyecto Botànic", y ha alertado al president de la Generalitat, Ximo Puig, de los "tambores de guerra que ven una oportunidad en la peor pandemia en cien años".

Davó ha resaltado que el pueblo valenciano "ha cumplido su parte del trato" en la pandemia de coronavirus, y ahora le toca a las instituciones estar "a la altura", por lo que que ha pedido no desviarse del rumbo marcado hacia la ampliación de derechos en un momento en el que las elites y la extrema derecha hacen sonar "tambores de guerra".

La síndica de Unides Podem ha lamentado los movimientos de quienes alientan un patriotismo individual, ante los que hay que defender el "patriotismo de lo común" , y ha asegurado que el camino de ampliación de derechos y justicia social que el Botànic inició en 2015 "no ha hecho más que empezar".

Ha admitido que las fuerza del cambio también han cometido errores, pero ha alertado de que pactar con el PP y Ciudadanos es hacerlo con "los partidos de los recortes" y con un proyecto "neoliberal y de corrupción que amplía las desigualdades y donde siempre salen ganando los suyos".

Davó le ha recordado a Puig que hay un compromiso de cambio con una generación de futuro, a la que no se puede fallar, por lo que ha pedido que la "brújula de los derechos" sea el horizonte que siga guiando el Consell.

A su juicio, la derecha, "sea azul o naranja", firma "cosas bonitas pero a la hora de la verdad traiciona a la gente", por lo que "no hay espacio para falsos consensos" con quienes representan el pasado de las privatizaciones y la mercantilización de derechos.

La síndica de Unides Podem ha defendido que es el momento de consolidar los cimientos que se empezaron a construir hace cinco años, y que los próximos Presupuestos de la Generalitat marcarán el rumbo para esta década.

Davó ha enumerado tres ejes básicos en los que centrar los esfuerzos: la soberanía productiva, que garantice una transición verde; unos servicios cien por cien públicos; y un impulso republicano y federal valenciano, con una nuevo diseño institucional que garantice los recursos de los valencianos.

Finalmente, ha reivindicado el feminismo como un proyecto de sociedad democrática que garantiza la igualdad de todos sus miembros, y ha instado a avanzar en el "paso de gigante" que se ha dado en los últimos cinco años, pues aún queda mucho para "ganar la década valenciana" y no es momento de "volver atrás.

Compromís advierte de que los consensos son buenos pero no imprescindibles

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha defendido que la gestión de la pandemia es una continuación de lo que ha trabajado el Gobierno valenciano desde 2015, y ha abogado por seguir por ese camino pues, a su juicio, "no es el momento de abandonar las políticas valientes ni de frenar el Botànic", sino de "más Botànic y más políticas para las personas".

Durante el Debate de Política General, Ferri ha asegurado que la buena gestión del Consell durante la pandemia no ha sido cuestión de suerte, como planteó algún grupo parlamentario, sino del trabajo hecho estos cinco años para refundar el sistema de servicios sociales, revertir décadas de recortes en educación y sanidad, o salvar los institutos tecnológicos, entre otras cosas.

"Y lo hemos hecho -ha dicho- con una mano atada a la espalda, sin la financiación que necesitamos y con una administración muy debilitada por las trabas para contratar a más profesionales públicos", ha afirmado Ferri, quien ha defendido el consenso y el diálogo, pero ha advertido de que lo que no harán será "gobernar pidiendo permiso a la derecha".

Ha destacado que además de los consensos o las mayorías forzadas que marca el Estatuto de Autonomía, la democracia necesita alternativas y pluralidad, y que las elecciones realmente sirvan para decidir el futuro de la sociedad.

Ha señalado que en la lucha por los derechos y por mejorar la vida de las personas sencillas, "el consenso no puede ser un requisito", pues si hubiera sido necesario el consenso, no se hubiera aprobado el matrimonio homosexual, las mujeres no tendrían derecho al voto o los trabajadores no tendrían una jornada laboral de ocho horas.

"Si hubiéramos necesitado el permiso de la derecha para hacer políticas botánicas, hoy no tendríamos libros gratuitos en las escuelas", como tampoco habría ley Trans, ley LGTBi o ley de Paridad, ni Renta Valenciana de Inclusión, ha manifestado Ferri.

El síndic de Compromís ha apostado por sumar, por el diálogo, la negociación y el acuerdo entre diferentes, pero ha dicho que "no es momento de abandonar las políticas valientes ni de frenar al Botànic".

Fran Ferri ha abogado también por hacer frente la emergencia climática; ha propuesto un amplio acuerdo democrático "que dibuje en Les Corts una frontera clara entre la democracia y el fascismo", y ha instado a alcanzar un acuerdo para reformar la Constitución y que la inversión en las personas sea la prioridad absoluta en los presupuestos.

Ha reclamado una solución a la financiación autonómica y a la deuda histórica, y planteado avanzar en cuestiones como el empleo de calidad, los cuidados, el feminismo, y la igualdad lingüística, así como en la comarcalización, una cuestión sobre la que Compromís impulsará una ley en los próximos meses.

Puig defiende la vía valenciana del siglo XXI basadsa en una mirada no maniquea

Por su parte el síndic socialista Mauel Mata ha destacado que la valenciana es la primera autonomía que presenta sus proyectos de reconstrucción al gobierno de España. para que los pueda presentar ante la Unión Europea.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha agradecido este lunes a los socios de gobierno el apoyo que han dado al Consell, así como su actitud "proactiva y de ayuda en la cogobernabilidad" de la Comunitat Valenciana.

Puig se ha pronunciado así en el debate sobre el estado de la Comunitat celebrado en Les Corts, en su respuesta conjunta a las intervenciones de los síndicos de Compromís y de Unides Podem y con la que se ha finalizado la primera jornada del debate, que proseguirá el miércoles.

El president ha considerado que, entre todos los partidos que conforman el Consell, están haciendo una "vía valenciana" en el siglo XXI, que está basada en una mirada diversa, plural, que no es maniquea y que por tanto "no puede ser sectaria".

Ha reivindicado que el Consell es plural, lo que implica que no tiene que coincidir siempre, pero ha resaltado que sus integrantes tienen claro que es un Gobierno para los valencianos y no varios Gobiernos, algo que han "tenido claro desde el minuto uno".

Puig se ha mostrado convencido de que los valencianos saldrán adelante pese a la situación "excepcional" generada por la pandemia de coronavirus, pero ha destacado que para ello hace falta "un plus de esfuerzo, tolerancia, diálogo y una visión compartida".

Finalmente, ha agradecido las aportaciones de todos los grupos parlamentarios, y ha asegurado que la Comunitat Valenciana ha demostrado en este tiempo una imagen de madurez que no tiene nada que ver con el pasado

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?