Martes, 27 de Octubre de 2020

Otras localidades

Opinión

La hora del capital. La hora de los empresarios

Una de las mayores debilidades que tenemos como sociedad cara a afrontar los años venideros tan inciertos, es la percepción negativa que tenemos del capital. Y eso, créanme, puede ser decisivo para el devenir de los próximos años.

El capital no es otra cosa que la materialización del avance técnico de nuestra civilización y es parte fundamental del proceso productivo. Capital es la maquinaria, los programas informáticos, pero también, no lo olvidemos, son las personas que conforman una empresa así como los procesos que han generado.

Es decir y esto es lo que hemos de interiorizar: sólo sobre el capital se puede generar riqueza y a partir de esta, pagar impuestos como consecuencia de esa riqueza generada. Todo nuestro Estado del Bienestar descansa sobre este mecanismo, no sobre ningún otro.

Imaginen por un momento que la riqueza existente en la Tierra no es un estanque de aguas quietas como muchos pretenden; imaginénsela como un manantial. Demasiados pierden el tiempo hablando sobre cómo se reparte ese agua existente, como si fuera un agua estanca y que no se mueve, cuando lo inteligente, interesante y sostenible es fijarse en el chorro del manantial y de ver cómo podemos hacerlo más grande.

Por eso la sociedad debería poner bajo palio, máxime ahora, a aquellos que arriesgan, que se mueven en pro de ganar dinero porque su riqueza particular es la riqueza de todos, sí la de todos, porque es gracias a ese mero 1% de la sociedad, sí, un 1%, se crean empleos.

Miren, Córdoba va a perder, como poco, 1,500 millones de euros que han dejado de entrar en nuestra ciudad. Por muchos planes públicos que vengan, la suma de los esfuerzos que se hagan no llegarán al 20% de la pérdida total. ¿Cómo creen que se va a generar de nuevo ese 80% que se ha perdido? ¿Por arte de magia?

Pues sólo puede hacerse a base de personas que arriesguen, su patrimonio y su tiempo, y que persigan su sueño. Y su beneficio particular, el del empresario, aunque nos cueste entenderlo, es el beneficio de toda la sociedad.

Por eso, y con la que viene, es la hora de los empresarios; es la hora del capital. No hay más.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?