Miércoles, 21 de Octubre de 2020

Otras localidades

Segovia

El Papa Francisco dirige una carta de aliento a los monjes jerónimos del Parral

Los monjes que viven en el monasterio del Parral, en Segovia, suponen el último reducto de esta orden en todo el mundo

Vista del exterior de las huertas y paseos del monasterio de Nuestra Señora del Parral en la capital

Vista del exterior de las huertas y paseos del monasterio de Nuestra Señora del Parral en la capital / radio Segovia

Los monjes jerónimos han recibido una carta del Papa Francisco. En ella, el pontífice les transmite un mensaje de aliento «para fortalecer y alentar la vida contemplativa jerónima en estos momentos de decaimiento en los que se encuentra», según asegura el prior de Santa María del Parral, fray Andrés García Torralvo. Unas palabras trasladadas a la orden con motivo del XVI centenario del óbito de san Jerónimo.

Fray Andrés revela que este escrito «tiene su historia», puesto que el año pasado, la familia jerónima escribió a Francisco una misiva. En ella, le recordaban que hace un siglo, el 15 de septiembre de 1920, su predecesor Benedicto XV escribió la Encíclica ‘Spiritu Paraclitus’ alentando al pueblo cristiano a la lectura de la Palabra de Dios. Además, ponía a san Jerónimo como ejemplo y modelo de esta pasión por la lectio divina y su aplicación a la vida.

Por este motivo, los jerónimos consideraron que podía ser un buen momento para recibir unas palabras de aliento del obispo de Roma. Así, el 30 de septiembre pasado, celebración del día de san Jerónimo, el Santo Padre dirigió a los cristianos la carta apostólica ‘Aperui Illi’ (‘Les abrió al entendimiento’).

«Creíamos que ese escrito era la respuesta a nuestra petición, pero ahora nos sorprenden gratamente sus palabras cercanas y alentadoras, que acogemos con venerado agradecimiento», destaca el prior de El Parral.

Sirve esta misiva para festejar con gozo la fiesta de san Jerónimo el próximo miércoles día 30, puesto que, a causa de la pandemia, los monjes de Santa María del Parral no harán celebración especial.

La pequeña comunidad de monjes jerónimos que habita actualmente en el monasterio de El Parral, con el prior fray Andrés García Torralvo al frente, es la última que queda en el mundo. Una comunidad «pequeña, humilde, escondida y recogida», como escribió en el siglo XIV el jerónimo portugués Beato Lorenzo.

La orden de san Jerónimo tiene su origen en Castilla en el silgo XIV con la idea de seguir los pasos de su inspirador. Tras años de esplendor, a finales del siglo XIX la orden se quedó sin miembros, iniciándose en 1915 los procesos para su restauración. Así, diez años después llegan los primeros postulantes de la Orden Jerónima al Parral.

A partir de 1926 se llevan a cabo la recuperación de edificios y las restauraciones, las cuales se abandonan en 1931, quedando en el monasterio cinco monjes. Tras la guerra civil, en 1941 se comienza a recrear la orden convirtiéndose Santa María del Parral en la casa madre.

Poco a poco, desde la restauración de la orden, los monjes fueron recuperando los bienes dispersos (como la librería del siglo XVIII que se hallaba en el Archivo Municipal) hasta llegar a la actualidad donde la congregación de la Orden de San Jerónimo de El Parral es la última que persiste en todo el mundo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?