Viernes, 23 de Octubre de 2020

Otras localidades

Donación y transplante de órganos

El Programa de Trasplante Hepático del Hospital General de Alicante: ocho años de trabajo, 300 vidas salvadas

La Unidad que dirige el Dr. Rodríguez Laiz ha sido pionera a nivel mundial con la implantación de un protocolo de Vía Rápida, que facilita el alta precoz del paciente transplantado

A pesar de la pandemia, en lo que va de año han realizado 24 trasplantes de hígado, cuatro más con respecto al mismo periodo de 2019

El Programa de Trasplante Hepático del Hospital General Universitario de Alicante acaba de cumplir ocho años de andadura a punto de batir la barrera de los 300 trasplantes desde su puesta en funcionamiento.

«Aunque bastante menos mitificado que el corazón, el hígado es sin embargo el órgano noble por excelencia, el auténtico órgano de la vida. Además, el hígado es como órgano, tremendamente más complejo que el corazón o el riñón. Su trasplante, mucho más trabajoso y complicado, además de por supuesto tan vital como el cardiaco, si bien con bastante menos literatura que este. Es el trasplante que requiere un equipo multidisciplinario más numeroso y mejor conjuntado» (Organización Nacional de Transplantes).

Casi 300 vidas salvadas, un hito difícil de imaginar aquel mes de septiembre de 2012: «Lo que sí sabíamos es que teníamos la ilusión, las ganas, la fuerza y los medios; lo que no sabíamos es lo que nos iba a deparar el destino». Ahora, echando la vista atrás, «los resultados hablan por sí solos y el número de transplantados es la prueba de que las cosas se han hecho como debían hacerse. La fortuna está con nosotros», cuenta el cirujano Gonzalo Rodríguez Laiz, jefe de la Unidad de Transplante Hepático del Hospital General de Alicante.

La fortuna y el trabajo, muchísimo trabajo. Y una pasión absoluta por un programa que fue pionero en el mundo en la implantación de la Vía Rápida en trasplante hepático, un protocolo de alta precoz que supone una mejor recuperación de los pacientes y una disminución del riesgo de contraer infecciones.

Este trabajo es posible gracias a la estrecha coordinación de numerosos profesionales y a la combinación de diferentes procedimientos y técnicas, que han permitido que dos tercios de los pacientes abandonen la UCI en apenas 24 horas desde la intervencióny que un 60 % de ellos se pueda ir de alta entre el segundo y el cuarto día después de la intervención. Hasta 38 de esos pacientes regresaron a casa dos días después de haber recibido un transplante de hígado. «Recuerdo un paciente que me decía "yo vivo ahí, en esos edificios de enfrente" y lo le decía, "no, pero es que, como mañana es el tercer día, quiero hacerle unos análisis..." y me respondía "no, no se preocupe, yo vengo, me saco la sangre y vuelvo a casa a desayunar". ¡Y se venía andando! Estoy hay que verlo...», cuenta el Dr. Rodríguez Laiz con una sonrisa. «Es muy reconfortante ver que esto ocurre...».

Este protocolo fue reconocido el pasado año como un ejemplo a seguir en el XXV Congreso Internacional de la Sociedad Internacional de Trasplante Hepático (International Liver Transplantation Society, ILTS), celebrado en Toronto.

Estos resultados de excelencia solo han sido posibles gracias a la dedicación y el trabajo en equipo de más de 200 profesionales de servicios como Cirugía General, Medicina Digestiva, Coordinación de Trasplantes, Anestesiología y Reanimación, Cuidados Intensivos, Farmacia, Nefrología, Radiología, Psiquiatría y Psicología, Cardiología, Análisis Clínicos, Anatomía Patológica y Banco de Sangre. «Todos los servicios, cada persona, todo el mundo pone su granito y saca pecho por el Programa de Transplante Hepático».

Este equipo ha convertido al Hospital General de Alicante en uno de los mejores centros médicos nacionales e internacionales. Pero, por encima de todo, detrás de cada uno de esos 300 transplantes hay 300 personas que un día decidieron donar sus órganos. «La donación es vital y un lujo con el que contamos aquí, en España (...) Somos el primer país a nivel mundial en donación y transplantes más de 25 o 26 años seguidos, gracias a la Organización Nacional de Transplantes (ONT) y a todos los profesionales que trabajan en la donación en todos los hospitales. El nuestro es un ejemplo: el modelo Alicante se ha exportado a todas partes del mundo, pero todo se basa en la generosidad de la gente, de los donantes y de sus familias».

Aumento de la actividad en época de pandemia

En lo que llevamos de año 2020, el equipo de Trasplante Hepático ha realizado 24 trasplantes, a pesar de las limitaciones que ha supuesto la crisis sanitaria provocada por el SARS-CoV, cuatro intervenciones más que en el mismo periodo del año anterior. «Incluso en plena pandemia, las familias de esas personas que estuvieron en las unidades de cuidados intensivos, a pesar de que ni siquiera pudieron estar juntos a sus familiares cuando fallecieron porque en las UCI había pacientes ingresados con COVID, no dejaron de donar...».

En la parte superior de este artículo pueden escuchar de nuevo la conversación que hemos mantenido con el Dr. Rodríguez Laiz en Hoy por Hoy Alicante. Al doctor, a todo el equipo de la Unidad de Transplantes Hepáticos del Hospital General de Alicante y a los 300 donantes que durante estos ocho años han hecho posible que otras salvaran su vida, muchísimas gracias.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?