Hora 14 CanariasHora 14 Canarias
Actualidad
Opinión

Dejando huella

La fiscal jefe de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Almendral. / CADENA SER

Si algo podemos dejar como legado, en cualquier ámbito de la vida, son las huellas de nuestros actos. Firmas de una vida por la que aspiramos ser recordados. En la vorágine postmoderna las huellas se hacen cada vez más difusas, y ni siquiera tenemos tiempo para poder imprimir la presión necesaria para que se fijen. Sin embargo, hay ejemplos excepcionales. Hoy ha dejado la jefatura de la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Almendral Parra después de 17 años al frente de un puesto difícil y poco conocido por la ciudadanía. Salmantina, con más de 30 años de carrera fiscal, Almendral pone fin a su etapa dejando una huella, al menos en los que nos orgullecemos de ser sus amigos y también en la práctica totalidad de los operadores jurídicos. Como periodista especializado en temas jurídicos, tener a Carmen al otro lado del hilo telefónico o ante un café ha sido una bendición. El ámbito judicial, por una rémora absurda, aún padece una suerte de sarampión endogámico. Las estructuras son férreas y para una plumilla de tribunales puede ser una misión imposible conseguir información. Carmen, a quien sin duda no le gustará este artículo porque siempre ha sido alérgica a los cumplidos, siempre tuvo abierta su puerta para no solo brindar información sino para atender una consulta jurídica incluso a horas intempestivas. Si algo debo decir de sus 17 años al frente de los fiscales tinerfeños, es de su profesionalidad mas allá de toda duda y un amor a su profesión cuanto menos inusual. Un humor negro delicioso, leal y justa con sus subordinados, humana en una maquinaria tendente a la deshumanización, dura cuando tocaba, ecuánime a la hora de ofrecer información y de una serenidad elegante cuando han venido muy mal dadas. Creo, sinceramente, que todos los periodistas que nos dedicamos a esto le profesamos un agradecimiento especial por todos estos años al frente de la Fiscalía porque siempre ha creído, quizás más que muchos de nosotros, en que la prensa debe ser la correa de transmisión necesaria e imprescindible para que el motor de la democracia continúe funcionando. Es esa función social tan importante y tan olvidada en la que ha creído Carmen Almendral en todos estos años a pesar de ser remisa a las entrevistas personales. Ahora seguirá ejerciendo su labor como fiscal lejos de los focos pero creo que es de justicia que se conozca la trayectoria de una mujer que, como diría su querido Miguel de Unamuno: “siente el pensamiento y piensa el sentimiento”; una mujer que ha dejado huella. Gracias Carmen.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad