Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Valencia CF

Anarquía, dejadez y ruina

Durante todo el mercado de fichajes, la dirección de fútbol ha trabajado operaciones que Lim ha ignorado sin ofrecer ni una sola explicación

Peter Lim y Amadeo Salvo.

Peter Lim y Amadeo Salvo. / valenciacf.com

En la víspera del cierre del mercado de fichajes, nadie en el Valencia sabe nada de Peter Lim. Ni siquiera Murthy, muy distanciado del máximo accionista en los últimos meses. El presidente no acudió ayer a Mestalla, como informamos en Carrusel Deportivo. Según la versión oficial del club, Anil sufría anoche una leve indisposición.

Mientras el Villarreal hacía oficial en la mañana de este domingo el fichaje del polivalente defensa argentino Juan Foyth -extremo que les avanzamos durante el SER Deportivos del pasado martes en San Sebastián-, la entidad valencianista no ha sido capaz de reforzar ninguna de las líneas del campo. Nada. Ni central, ni mediocentro ni atacante. La dirección de fútbol ha trabajado numerosas operaciones que, sin justificación alguna, siempre se han encontrado con la misma respuesta: una negativa por parte de Lim. Pepe Reina, Juan Foyth, Daniele Rugani, Yangel Herrera, Borja Mayoral o Luis Suárez son algunos ejemplos.

El pasado día 17 de septiembre, con conocimiento de Murthy, el consejero José Luis Zaragosí aseguró que "absolutamente" habría fichajes antes del 5 de octubre. Independientemente del lugar en el que queda uno de los firmantes de la venta del club -si no llegan refuerzos, lo lógico sería que dimitiera-, es muy evidente la desconexión entre la Avenida de Suecia y Singapur.

 ¿Para qué quiere Lim una dirección de fútbol si va a ignorar sistemáticamente -cuando no rechazar- todas sus peticiones? ¿Cuántos ejecutivos deportivos tienen que dimitir o ser cesados en la Ciudad Deportiva de Paterna para que el máximo accionista entienda el desastre de su método? Y, quizá lo más importante, ¿cuál es el futuro de la entidad si continúa esta caída libre, esta ruina deportiva?

El Betis, que apenas se ha reforzado este verano, desnudó ayer todas las carencias de un grupo en el que todo son dudas. Hace una semana, el Huesca -un recién ascendido- se paseó en Mestalla. La plantilla valencianista se ha debilitado notablemente y el señor que dirige -o debería- la SAD no ha hecho nada por impedirlo. Aunque lleguen dos o tres jugadores del universo Mendes sobre la campana, ya no será fruto de la planificación y el consenso que le vendieron a Javi Gracia en el mes de julio. Con todo lo que eso supone, dentro y fuera del campo. El daño ya está hecho.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?