Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Los orígenes del fútbol en Vitoria: los años del New Club y la Unión Sportiva

En nuestras 'Historias Antiguas de Álava' repasamos los primeros partidos de fútbol jugados en Vitoria

Partido de fútbol en “El Polvorín” en 1915

Partido de fútbol en “El Polvorín” en 1915 / Archivo Municipal de Archivo Municipal de Vitoria / Enrique GuineaVitoria / Enrique Guinea

La primera sociedad deportiva relacionada con el fútbol en Álava que aparece en el registro del Gobierno civil de Álava -que se conserva en el Archivo Histórico Provincial- es la Unión Sportiva Alavesa que presentó sus estatutos para su legalización con fecha 17 abril de 1907, figurando su domicilio social en la calle Prado nº 13, constando que con posterioridad se trasladó al café Suizo de la calle La Estación, hoy Dato. La segunda es el New Club que presentó los estatutos para su legalización el 31 de octubre de 1907, figurando su domicilio social en la calle Sur nº 3, hoy Manuel Iradier, constando como primer presidente Joaquín Rossi. Ambas entidades practicaban además del fútbol, el ciclismo y el alpinismo. Si bien habían venido funcionando con anterioridad, en las fechas citadas adquirieron el carácter de legalidad.

Registro del New Club / Archivo Histórico Provincial de Álava

La primera noticia en la prensa local que encontramos sobre el fútbol en Vitoria es de marzo de 1903, en la que se cuenta que es mucha la animación existente para la implantación del “foot-ball” en Vitoria y que se han comenzado a recoger firmas a favor de desarrollar este deporte.

En agosto de ese mismo año, en una carta publicada en un diario local firmada por P. Larrión del Arco, se señala que “es una lástima que el juego hecho nacional en Inglaterra, Alemania, Estados Unidos, Francia y muy generalizado en España, no sea conocido en Vitoria. Es triste en verdad, e inexplicable que de la elegante y emprendedora juventud vitoriana, no haya todavía brotado la idea de formar una sociedad de foot-ball, en que compartir sus ratos de ocio lejos de casinos y cafés, en los que la salud se pierde y el carácter se afemina.” ¡Vaya expresiones estas últimas!.

En marzo de 1905 algunos socios de la Unión Sportiva Alavesa, presidida por Feliciano Páramo, se plantean la posibilidad de acudir a Bilbao, al objeto de estudiar el funcionamiento del Athletic Club que era un ejemplo a seguir, y ver que se podía copiar de esta entidad en Vitoria. Se escribía que el club bilbaino “es una de las mejores sociedades de España y una de las que mas premios ha conquistado en el foot-ball.”

Finalmente fueron el presidente del New Club y el vocal del mismo Luis Gárate, quienes se trasladaron a Bilbao, siendo recibidos por la junta directiva del Athletic, que les mostró el campo de fútbol de Lamiako. Fueron invitados a presenciar los entrenamientos del equipo, y asistieron a un partido disputado entre el Athletic y un conjunto de Donostia.

Sin embargo, parece que la idea no avanzó. No hemos visto en la prensa local noticias sobre la disputa de partidos de fútbol en Vitoria, hasta dos años después.

Los primeros partidos

La primera referencia respecto a `partidos de fútbol disputados en Gasteiz la hemos encontrado en la prensa en mayo de 1907, cuando “en el campo de Judizmendi la sociedad Unión Sportiva Alavesa, organizó varias partidas de foot-ball, juego poco conocido entre los jóvenes vitorianos. Sin embargo se hicieron muy bonitas jugadas y sobre todo los alumnos de los Maristas, cursados ya en este sport, pegaron de firme, haciendo sudar a los del bando contrario. No hubo que lamentar ningún incidente, si bien se registraron innumerables caídas, todas ellas sin importancia”.

En junio del mismo año aparece una pequeña reseña que dice que “los socios de la Unión Sportiva Alavesa organizaron en el campo de Judizmendi animadas partidas de foot ball”. Es curioso observar, que se usaba la palabra “partidas” en vez de partidos.

En agosto de 1907 dentro del programa oficial de fiestas de Vitoria se disputó en la campa de Lakua, el Campeonato de Álava de foot-ball, protagonizado por el New Club y la Unión Sportiva Alavesa, venciendo el primero por 4 goles a 2.

EL 12 Julio de 1908, en el mismo campo a las cinco de la tarde se jugó un partido, arbitrado por Manolo Hernández, con apuesta de por medio, entre dos equipos de los que no se facilita el nombre, pero si las alineaciones, que fueron estas:

Equipo A: Goal-keeper: Luis Etxebarria; Backs: Martín Tosantos y José María Salazar; Half-backs: Epifanio Estefano, Javier Zabala y Agustín Quintanilla; Forwards: Francisco Hernández, Eusebio Aguado, Jesús Ugarte, Jesús Guinea y Eugenio G. Viñas.

Equipo B: Goal-keeper: Manuel Chaves; Backs: Carlos Mendoza y Gabriel Echanove; Half-backs: Manuel Serdán, Casimiro Ayala y R.G.; Forwards: Ricardo García Roncal, Francisco Alamán, Eduardo Zabala, Tomás Alfaro y Ramón Ciria.

Se utiliza el inglés, para señalar los puestos en el terreno de juego de los futbolistas: Goal-keeper: (portero); Backs (defensas); Half-backs (centro campistas); Forwards (delanteros).

El resultado final del partido fue de empate a un tanto, disputándose en dos tiempos de 40 minutos.

El fútbol en aquellos años, se consideraba en parte, como un deporte de cierta peligrosidad por los espectaculares choques y caídas. En noviembre de 1905 el diario Heraldo Alavés señalaba que el hijo del presidente de Estados Unidos Mr. Roosevelt, jugando al foot-ball recibió un puntapié en la cara que le destrozó la nariz. En noviembre de 1909 en el diario local La Libertad se indica que este deporte podía resultar arriesgado, ya que las autoridades del Estado de Virginia en Estados Unidos, “han prohibido la práctica del fútbol pues en un mes justo, han resultado a consecuencia de el o muertos o descalabrados por toda su vida, hasta catorce estudiantes.”

Más partidos

Leemos que en mayo de 1911 se jugó en la campa de Lakua un match de foot-ball, arbitrado por el Sr. Goñi, entre dos equipos de la sociedad “Ostikalaris vascos” - pateadores -, integrados por estudiantes del colegio de Marianistas, disputándose una pequeña copa de plata que el “Vitoria Club” otorgaba al vencedor. Se destaca que el campo se vio muy concurrido, “asistiendo distinguidas damas y elegantes señoritas”, recibiendo la copa el capitán del equipo vencedor de manos “de la bellísima Dolores Mendoza.”

El resultado final fue 2-1, siendo los goleadores los futbolistas que figuran en negrita a continuación.

Estas fueron las alineaciones de los equipos:

Tromoya; Gárate, Aguirre; Herrero, Iurita, Irizar; Mieg, Ocio, Lopetegi, Olareaga y Sarralde.

Langarica; Zatarain, Alcibar; Rubia, Basterra, Leturi; Aguinaga, Mendizabal, Villota, Rotaeche y Guinea.

En diciembre del mismo año el “Vitoria Foot Ball Club”, a través de la prensa, retó a los futbolistas de la Academia Militar de Ingenieros de Vitoria a un partido amistoso. Fue aceptado por estos y se jugó el día 24 (Nochebuena), a las tres de la tarde en el Polvorín Viejo (Judimendi). La victoria fue para el Vitoria por 3 a 0, siendo los goleadores los que figuran en negrita, en las alineaciones que van a continuación:

VITORIA: Mendizabal; Cerain (J), Cerrada; Maturana; Cerain (P), Apraiz; Rotaeche(M), Rotaeche (J), Cerrada, Zumárraga y Mieg.

MILITARES: Arrizaga; Aragón, Caballero; Sánchez, Santos, Redondo; Ricolay, Alfonso, Aranegi, Etxebarria y Zumárraga.

Se comento en la prensa respecto a este partido que “varios aficionados a este hermoso sport, que desgraciadamente hoy pocos partidarios tiene en esta culta ciudad, verían con gusto la repetición de este partido.”

En julio de 1912, en la campa de Lakua se enfrentaron los equipos de L´Estuden Sporting Club y el Vitoria Foot Ball Club, con resultado final de 4 a 0, a favor de los primeros.

Estos fueron los protagonistas:

L´STUDEN: Maturana; Lorenzo, Uralde; Zumarraga (JL), Cerrada, Lespe; Sánchez, Larrazabal, Grande, Prado y Lascarai.

VITORIA: Arrieta; Zumarraga (M). Puente; Ayala, Zabala (I), Pérez (V); Guardamino, Ciria (R), Huidobro (A), Huidobro (J) y Otálora.

Y estos los goleadores del L´Studen: Pardo, Grande (2) y Zumarraga.

La necesidad de un campo nuevo

En abril de 1912 se incide en la necesidad de contar con un campo de fútbol adecuado y cercano a la población, proponiendo que este podía emplazarse en un terreno propiedad del Ayuntamiento, situado en el Paseo de Cervantes, donde años después se construiría el campo de Mendizorrotza: En Vitoria existen cuatro sociedades que se dedican al foot-ball: Unión Sportiva Alavesa, Carrasca Macatruqui y dos equipos formados en los regimientos de infantería. Parece natural que estos equipos jugaran combinados los domingos, cosa que no hacen por carecer de un lugar adecuado, pues el campo de Lakua que parece bueno, no se encuentra en condiciones según opinión de los entendidos y además se halla distanciado de la población. Estos obstáculos podrían solucionarse fácilmente, habilitando para esta clase de juegos, el terreno que existe en el Paseo de Cervantes, el cual, con escaso trabajo y menos coste, puede convertirse en un bonito campo de foot-ball y digo con poco trabajo, porque para ello no es preciso, sino quitar los enormes y abundantes pedruscos que lo llenan y apisonar el terreno.

Vitoria foot-ballística vería con sumo gusto que las corporaciones (Diputación y Ayuntamiento) intervinieran para el arreglo del mencionado campo.”

El New Club

El New Club fue una de las entidades deportivas que mas actividad registró en el fútbol vitoriano, sobre todo en el año 1912 y posteriores.

Equipo del New Club / Archivo Municipal

En agosto de 1912 se disputó un torneo local con la intervención de cuatro equipos: uno militar perteneciente al Regimiento de Gipuzkoa de nuestra ciudad, el New Club, el L´Studen y el Vitoria F.C., con el incentivo de contar con unos premios en metálico de 200 pesetas.

Los partidos se jugaron en el campo de “El Pasiego”, una finca situada donde actualmente se encuentra el complejo deportivo de Mendizorrotza. El terreno era propiedad de Manuel Cobo Pérez, muy conocido entonces por ser el propietario del Café Suizo de la calle de La Estación, hoy Dato. El nombre del campo le fue dado, porque su titular era originario del Valle del Pas en Cantabria.

En la primera semifinal no compareció el New Club, que debía enfrentarse a los militares. El arbitro tras haber esperado el tiempo reglamentario, ordenó que un jugador del equipo militar lanzará un tiro a puerta vacía, a modo de penalti, consiguiendo como es natural alojarse el balón en el fondo de la red con toda facilidad, dando el partido por finalizado por 1 a 0. En la otra semifinal el L´Estuden venció al Vitoria F.C. por 1 a 0.

En la tarde del mismo día se disputó la final, en la que L´Estuden venció al Regimiento Gipuzkoa, por 2-0.

En enero de 1913 y en el campo de El Polvorín Viejo, el New Club venció al Regimiento de Gipuzkoa por 3 a 1. A los soldados no les gustó la derrota y ofrecieron a sus contrincantes la revancha, que fue aceptada. El 9 de febrero a las 4 de la tarde en el mismo escenario se jugó el segundo partido. Curiosamente los equipos aparecen formados por siete jugadores: el portero, dos defensas, un medio y tres delanteros, siendo la formación en ambos equipos la siguiente:

NEW CLUB: Langarika; Padrón, Caballero; Santos (capitán); Garmendia, Rotaeche, Perico Etxebarria. Suplentes: Marigorta y Maturana.

GIPUZKOA: Físcer; Vallés, Gimerá, Fonollá; Herrán, Aromi (capitán), Mañe. Suplentes: Ruiz y Beltrán.

Con una gran asistencia de público, se lleva la victoria el New Club por 2-0, con goles de Perico y Garmendia. Heraldo Alavés dedicó un elogio a la actuación del portero Langarika de esta guisa: “le vamos a tener que hacer una estatua en medio de la calle de La Estación”.

En busca de un nuevo campo

El 21 de abril de 1914 el presidente del New Club Manuel Serdán, junto con los socios Ramón Adarraga y Alberto Martínez de Aragón, se dirigieron por escrito al alcalde de Vitoria al objeto de que el Ayuntamiento les cediera en el Paseo de Cervantes, un terreno de propiedad comunal, para poder utilizarlo para sus competiciones, y “que con un ligero arreglo serviría en muy buenas condiciones para dedicarlo a campo de foot-ball, sport que en esta ciudad va ganando la afición de numerosas personas, al igual que sucede en las capitales hermanas”. En la solicitud añaden que con una cuadrilla de peones de la plantilla municipal, se podría igualar y nivelar la parcela al objeto de dejarla en condiciones para la practica de ese deporte.

En Sesión Ordinaria de 24 de abril el consistorio acordó que la petición pasara a la Comisión de Obras, para que informara al respecto, la cual el 8 de mayo emite un informe en el que se especifica que el terreno en cuestión no es exclusivamente de propiedad municipal, sino que también lo es del Colegio de Huérfanos de Santa Barbara y San Fernando, por lo que será preceptivo obtener el conforme del Coronel de Ingenieros de la plaza, responsable de la institución citada.

El 28 de mayo el comandante Manuel Ruiz Monlleú contesta que no hay inconveniente en autorizarse la cesión, siempre “que no ocasione ningún gasto a la asociación, ni constituya la ocupación ningún derecho, y esta sea de forma interina.”

En el mes junio la corporación aprobó la cesión del terreno al New Club, con la condición de que en caso de cerrar el terreno “se deje una parte en condiciones de que el público pueda presenciar gratuitamente los partidos que se celebren y así mismo con la condición de que el Ayuntamiento y la Asociación puedan disponer de el cuando lo estimen conveniente.” Se estableció un renta simbólica anual de una peseta.

Fiestas de La Blanca

No he logrado encontrar datos fidedignos que indiquen, si finalmente este campo se llegó a utilizar entonces. Parece que no llegó a buen puerto el proyecto, ya que en julio del mismo año, la junta directiva del New Club tuvo que trabajar lo indecible, para buscar un campo para los partidos de fútbol a desarrollar en las fiestas de Vitoria.

El presidente Manuel Serdán, acompañado del capitán del equipo Alberto Martínez de Aragón, visitó al dueño del campo llamado “El Pasiego”, sito en el camino de “El Mineral” para solicitar la cesión del mismo. Como ya hemos señalado, el dueño del terreno era Manuel Cobo, quien accedió gustosamente a la petición , dando todo tipo de facilidades. Este aprovechó la ocasión para instalar durante la celebración de los partidos un puesto de bebidas y refrescos. El campo fue cerrado y se colocaron sillas de pago en la primera fila, a precios módicos.

El sábado 1 de agosto, primer día de fiestas de La Blanca, se disputó el primer partido en el mentado campo de El Pasiego, entre el New Club y el C. D. Mondragón. El encuentro despertó gran expectación, ya que la misma confrontación celebrada en la localidad guipuzcoana en día de San Juan había registrado un empate a cero. Había ganas de vencer a los de Arrasate.

La alineación de los vitorianos fue la siguiente: Etxebarria; Aragón(R), Aragón (A); Santos, Oiarzabal, Bergés; Arzaga, Pardo, Adarraga, Zerain y Arrieta.

El resultado final fue de empate a un tanto con goles de Arzaga (1-0) y Errasti (1-1). El partido fue arbitrado por el “inteligente sportam y socio del Vitoria Club don Tomás Alfaro, actuando muy bien e imparcialmente.” El juez de la contienda era el famoso pintor, que entonces contaba con 22 años de edad.

Dos días después – el 3 de agosto -, se jugó el otro partido en el que el New Club se enfrentó al “Sporting de Bergara” - otro equipo con nombre inglés –, con resultado final de 2 a 1 a favor de los guipuzcoanos, consiguiendo el tanto local Adarraga.

El New Club registró en 1914, una gran actividad futbolista, con dieciséis partidos disputados. En los que se jugaron en Vitoria, venció a Escuela de Flandes (7-0 y 3-2), al C.D. Mondragón (4-0) y a A. D. Logroño (3-2); empató con Boy Scauts (3-3) y con C.D. Mondragón (1-1); siendo derrotado por Escuela de Flandes (3-5), por Sporting Club Vergares (1-2), por Irundarra (0-2 y 1-3) y por Klin Klon Club (0-2). En partidos jugados por New Club, en campo foráneo, obtuvo estos resultados: victoria ante C.D. Mondragón (3-2); empate ante C. D. Mondragón (0-0) y ante el Cantabria de Logroño (1-1); y derrotas ante Sporting Club de Irun (1-2) y Cantabria (0-3).

Torneo infantil conflictivo

El New Club en la primavera del año 1915, organizó un campeonato de fútbol en la categoría infantil, destinado a los que no superaran los 15 años de edad. Se inscribieron en el mismo los equipos de los colegios de Marianistas y Corazonistas, el club Exploradores fundado en 1912, que estaba integrado por boy scouts , y el propio once de la entidad organizadora, aclarando que este último intervenía fuera de concurso al ser el promotor del torneo. Se disputaron los partidos en el Polvorín Viejo, hoy parque de Judimendi.

Los resultados en las cuatro primeras jornadas fueron estos: Exploradores 1, Corazonistas 3; New Club 1, Marianistas 9; New Club 0, Corazonistas 5; New Club 0, Exploradores 6.

En la quinto partido se enfrentaron Marianistas y Exploradores y cuando el marcador señalaba un 2 a 0 a favor de los primeros, una decisión del arbitro Pedro Etxebarria fue protestada por los segundos, con desacato hacia el director de la contienda, produciéndose además un tumulto entre los jugadores, de forma que el “refree” dio por finalizado el partido con ese resultado.

Reunido el comité organizador, este dictaminó que el partido debía repetirse, no teniendo en cuenta el resultado del partido suspendido.

Esta decisión no gustó nada, en los “Marias” y tampoco los improperios recibidos por sus jugadores, por lo que el director del Colegio de Santa María dio a conocer que “al llevarse a cabo amenazas lanzadas por espíritus apasionados contra el equipo del Colegio, no permitirá a este continué jugando las eliminatorias del campeonato infantil”

Admitida la retirada voluntaria del equipo de Marianistas, y teniendo en cuenta los resultados habidos en los partidos jugados, el comité organizador acordó nombrar al equipo presentado por el Colegio del Sagrado Corazón (Senda) como “Campeón Infantil de Álava” de foot-ball, otorgándole la copa destinada por la entidad organizadora.

El fotógrafo Enrique Guinea obtuvo unas imágenes de aquellos equipos participantes, las cuales nos ha facilitado el Archivo Municipal de Vitoria-Gasteiz y las ofrecemos a continuación, junto con la relación de aquellos alevines de futbolistas.

Exploradores; Manso, Sotíl, Víctor, Huidobro, Zumárraga, Baraibar, Ordoñez, Cecilio, Huidobro (A), Castresana y Teófilo.

New Club: Ramírez, Cerrada, Viñuales (M), Álvarez, Aretxederra, Iturrospe, Larrazabal, Alejandro, Ingunza, Sánchez y Ureta.

New Club y Exploradores / Archivo Municipal/ E. Guinea

Corazonistas: Puente, Uribe (R), González (M), Sodupe, Viñuales, Terrazas, Landaburu, González(A), Uribe (J), Botaz y Salaberria.

Marianistas: Gogenola, Letona, Jauregizar, Anduiza, Olarreaga, Apraiz, Olarreaga (A), Benito, Aiestaran, Etxebarria, Artiach. Suplentes: Urkizu, Aiala y Berriotsoa.

Marianistas y Corazonistas / Archivo Municipal / E. Guinea

Campo de fútbol propio

Sin extendernos mas sobre resultados, pasamos a describir un hecho muy importante para el New Club. El 9 de julio de 1916 a las cuatro y media de la tarde, con gran solemnidad fue inaugurado el nuevo campo de fútbol de la entidad, que se emplazó en una parcela de la calle o carretera de Ehari/Ali, hoy Beato Tomas de Zumarraga.

El acto fue muy concurrido y se pudo observar a numerosos automóviles, que trasladaban a la gente de postín que acudía al nuevo campo. La inauguración contó con la asistencia de la autoridad mas importante de la ciudad, el alcalde Sr. Elio, y también con el fundador de la entidad Manuel Serdán, que se había trasladado desde Bilbao donde residía, para no perderse tan importante evento . Fue enviado por el obispo el sacerdote “provisor” de la Diócesis, José Leoncio Ortiz de Zárate, quien bendijo el nuevo recinto, mientras la banda municipal interpretaba la marcha real.

Bendición del campo / Archivo Municipal / E. Guinea

Seguidamente recibió también la bendición la bandera del New Club, tras izarse en un mástil por parte del alcalde, mientras la banda de música interpretaba el Gernikako Arbola.

A continuación y en presencia del presidente del club Julio Aranzabal, el alcalde invitado por los capitanes de los equipos contendientes, se situó en el centro del campo y entre grandes aplausos efectuó el saque de honor, dando al balón el primer “puntapié”, con lo cual quedó oficialmente abierto el nuevo campo.

El alcalde efectuando el saque de honor / Archivo Municipal / E. Guinea

Posteriormente se dio paso al partido de fútbol programado, entre los equipos del New Club y el Recreativo Club de Logroño.

Solamente duro veinte minutos el match, ya que apareció un fuerte viento y una tromba de agua impresionante, que obligó a que el partido no pudiera continuar, al quedar convertido el campo en una balsa y un barrizal.

La caballerosidad de los riojanos quedó patente, al lanzar intencionadamente fuera un penalti, con que había sido castigado el futbolista local A. Aragón, por mano dentro del área. Los visitantes no deseaban que el equipo local perdiese, en día tan señalado.

Esta es la alineación que presentó el equipo vitoriano, en tan memorable fecha: Muguerza; Pasarela, A. Aragón; Pardo, Amelibia, Alzaga; Zabala, Tife, R. Aragón, ¿, Arrieta. El partido fue arbitrado por Pablo Irazazabal.

Seguidamente un lunch en el domicilio social del club a invitados y socios, servido por Román Knörr del café Moderno, dio fin a la jornada. El secretario del club José Viñuales realizó un brindis, y el presidente Aranzabal se dirigió a los socios destacando la importancia y trascendencia que para Vitoria tenia la inauguración de un campo de foot-ball. A las doce de la noche finalizó el acto, tras tomar los asistentes unos cuantos “potes”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?