Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

LA VENTANA EN DIRECTO LA VENTANA EN DIRECTO La Ventana desde el Museu de les Ciències de València
Fútbol

Míchel vuelve a casa

El centrocampista firma por el Marino de Luanco diez años después de su traspaso del Sporting al Birmingham City

Míchel con su nueva camiseta en Miramar.

Míchel con su nueva camiseta en Miramar. / Ser Gijón

"Es un tío peculiar, pero es un gran tipo". Así despedía a Míchel en enero de 2010 su gran mentor en el fútbol profesional, el recordado Manolo Preciado. Solo unas horas después de aquel Día de Reyes, el Sporting traspasaba a Miguel Marcos Madera al Birmingham City por 3'3 millones de euros, tras muchos meses de negociaciones. A los 24 años, asentado en Primera División con el Sporting, el lenense emprendía un largo viaje por el fútbol y por el mundo, con escalas en Birmingham, Atenas, Getafe, Haifa (Israel) y, en los últimos cinco años, Agdam (Azerbaiyán). En este útimo club acumuló títulos, participaciones europeas y experiencias como la eliminación del Atlético de Madrid de la UEFA Champions League. Pero todos los ciclos se acaban. Este lunes, por sorpresa, el Marino de Luanco anunciaba el regreso a casa del lenense. El viaje de Míchel tenía una última escala.

Míchel ha sido feliz en Azerbaiyán, pero los 5.614 kilómetros de distancia con Pola de Lena cada día parecían un abismo mayor. El desencadenante de su salida ha sido la crisis del coronavirus, que sacude ya también con fuerza a este estado caucásico, bañado por el mar Caspio y con fronteras con Irán, Rusia, Georgia, Armenia y Turquía. Míchel quería estar cerca de su familia y puso fin a una etapa fructífera personal y profesionalmente.

Con 34 años, por la mente del lenense pasaba dejar el fútbol. Pero unas llamadas lo cambiaron todo. Mucho tuvieron que ver dos excompañeros en el Sporting, Lora y Luis Morán. Ambos intervinieron para convertir a Míchel en compañero de fatigas en su común aventura en el Marino. Las negociaciones con el presidente Luis Gallego y el entrenador Oli remataron la faena.

Míchel flanqueado por su entrenador, Oli (i) y el presidente, Luis Gallego (d). / Ser Gijón

Fino, en plena forma física y mucho más maduro que cuando se fue del Sporting, Míchel aterriza en Luanco con ganas. Le queda fútbol dentro y todos lo saben. Por eso le han dejado abierta la puerta por si en enero algún club de superior categoría le llamara. "No cortamos las alas a nadie, y menos a alguien con esta trayectoria", decía en su presentación Oli, encantado con la incorporación de un jugador del nivel del lenense.

Mientras, algunos sportinguistas lamentan que la 'Operación Retorno' que el Sporting activó el año pasado no llegara un poco antes, para volver a ver en El Molinón a aquel futbolista que llegó al Birmingham City gracias a la negativa de Bale a salir del Tottenham. El Sporting ingresó 3'3 millones. Las arcas respiraron, pero el equipo no. El hueco que dejó Míchel en el centro del campo fue evidente. Cuando se marchó el lenense, la camiseta con el 8 la heredó 'Lola' Smiljanic. Cosas que pasan en Mareo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?