Lunes, 26 de Octubre de 2020

Otras localidades

Opinión

Compra pública

En mi última firma de opinión reflexionaba sobre el poder que tenemos los ciudadanos como consumidores y cómo podemos apoyar con él a nuestra COMUNIDAD.

Pero si esta es una responsabilidad de la ciudadanía, para apoyar a nuestras empresas locales, las administraciones también tienen esta responsabilidad, a través de una herramienta muy potente: La compra pública.

Si sumamos todo el gasto público de las distintas administraciones, organismos y empresas públicas, como son Hospitales, colegios, residencias y un sinfín de organizaciones que funcionan bajo presupuesto público, estamos hablando de muchísimo dinero.

No es de recibo que los pliegos de contratación se hagan de forma que solo puedan acceder a ellos las grandes compañías y dejen fuera a pequeñas empresas locales.

Si hay que modificar las reglas de contratación, las modificamos, pero hay que permitir que las pequeñas empresas de nuestro territorio puedan concurrir a las distintas licitaciones. En el sector de la alimentación esto es especialmente grave, sobre todo en los colegios. No puede ser que por unos céntimos de diferencia, se descarten opciones locales de suministro mucho más sostenibles y saludables.

Imaginemos por un momento, que se establece un porcentaje obligatorio de consumo a empresas locales, en los pliegos de toda la provincia. Los efectos en la economía de nuestra ciudad, serian inmediatos.

Invito a todos los políticos y responsables de gasto de cualquier administración, a ponerse las gafas de “LO LOCAL” como primera opción, para cualquier tipo de gasto por pequeño que este sea.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?