Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Otras localidades

FÚTBOL

Con permiso del COVID-19

Comienza la última edición de la Segunda B, la más incierta y atípica con los primeros casos de coronavirus que ya suspenden los primeros partidos. El Deportivo, gran reclamo de la competición

El Reino de León, listo para que ruede el balón

El Reino de León, listo para que ruede el balón / CYD Leonesa

Siete meses después de la interrupción forzosa de la pasada liga, el balón se prepara para volver a rodar por los campos de la Segunda División B, la histórica división que a la conclusión de esta temporada pasará a mejor vida debido a la modificación estructural del fútbol español. Tras 43 años de existencia se abrirá una nueva brecha y una ventana al profesionalismo al que todos quieren auparse, aunque solo unos pocos parecen preparados.

Si el virus lo permite, la Segunda B se despedirá a lo "grande", con más que equipos que nunca (102) y un formato que debería cursarse en los centros educativos. Un sistema confuso para el gran público y que, sin embargo, encierra numerosos atractivos, como lo es la vuelta a la liga de bronce del histórico Deportivo de A Coruña después de cuatro décadas. Los gallegos son el gran reclamo de la competición (su afición ha batido el récord de abonados, por encima de 16.500) y uno de los claros favoritos al ascenso.

Beauveu será uno de los estiletes del Deportivo / Cadena Ser

Para llegar a las finales que en junio definirán las cuatro plazas de ascenso antes habrá que recorrer un camino sinuoso dividido en tres fases. El primer corte lo pasarán los tres mejores de cada subgrupo, logro que dará billete a la Segunda B Pro que se estrenará el año que viene. Una segunda fase, en la que se arrastrará la puntuación de la primera manga, hará la selección definitiva rumbo a los play-offs, de nuevo en sede única y a dos encuentros, con la ventaja para los mejores clasificados de eximirse de los penaltis en caso de empate tras 120 minutos. El resto de equipos peleará por una de las últimas plazas de la categoría Pro y por la permanencia.

El torneo estará condicionado por la pandemia. Se activará el sistema de ascensos y descensos si se juega el 50% de los partidos que un equipo debería haber disputado en situaciones normales para conseguirlo. De entrada cada club jugará un máximo de 26 partidos, aproximadamente 15 menos de los que tendría que haber disputado en una temporada normal. El efecto del coronavirus está presente en la planificación y, ante las previsibles suspensiones, se han habilitado fechas para recuperar partidos. Y es que antes de empezar el campeonato se ha suspendido el Alcoyano-Hércules por positivos en el cuadro herculino y son varios los encuentros que están en el aire debido a las infecciones detectadas en el Osasuna B, el Recreativo Granada o el Don Benito.

El plan de la Federación Española de Fútbol para mitigar los estragos del virus en las ligas no profesionales deja buena parte de la gestión en manos de las Comunidades Autónomas y apela al sentido de la autorresponsabilidad y de la voluntariedad dentro de los clubes. El organismo solo recoge la recomendación de realizar tests específicos 72 horas del inicio de la competición. En caso de positivos, aislamiento inmediato de las personas afectadas y normalidad para el resto una vez realizadas las pruebas pertinentes en un plano inferior a cinco días. Cuando los casos positivos sean superiores a tres coincidentes en el mismo periodo de tiempo "se deberán suspender de inmediato los entrenamientos y la participación en las competiciones hasta que quede acreditado que el resto de miembros con licencia de dicho equipo hayan dado negativo en los test por el Covid-19 y nunca antes de 7 días desde que se tenga conocimiento del positivo". Cada club deberá nombrar un Delegado de Cumplimiento de Protocolo, un Responsable de Higiene y un Jefe Médico.

Biabiany, ex del Inter, fichaje estrella del San Fernando / Cadena Ser

Más allá de la incertidumbre reinante, la emoción deportiva está asegurada sabedores los participantes de la importancia de cada partido, de cada victoria. Además del Depor, que mantiene en su plantilla a una decena de jugadores, como Beauvue, Rolan, o Bergantiños, los descendidos CD Numancia, tras 23 años seguidos en la liga profesional, Racing de Santander y Extremadura UD, en pleno proceso concursal, compartirán favoritismo con los habituales en la carrera por el ascenso, Cultural, CD Badajoz, At. Baleares, UD Ibiza, Hércules o Córdoba, equipos poderosos en lo ecónómico, como lo son el San Fernando o el Burgos, que llaman a las puertas de los grandes, sin olvidar al Cornellá, un clásico de los play-offs, y a los filiales, con el Barcelona, el Bilbao Athletic, el Atlético de Madrid B o el Valladolid Promesas listos para defender su estatus.

Más allá del pedigrí de algunos clubes, campeones de Primera División como el Depor, la llegada de jugadores del renombre de Charles (Pontevedra), Ferrán Corominas "Coro" (Baleares), Szymanowski (Recreativo), Biabiany (San Fernando) o Susaeta (Rayo Majadahonda) prometen aumentar la dimensión de una categoría en la que repiten los conocidos Esteban Granero (Marbella) y Dani Guiza (San Luqueño).



Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?