, 30 de de 2020

Otras localidades

COVID-19

Sanidad pide a las personas con síntomas de catarro que se queden en casa

Pide también a las personas que están a la espera del resultado de una PCR que no salgan de casa hasta saber si son positivo en coronavirus

Miguel Rodíguez, consejero de Sanida

Miguel Rodíguez, consejero de Sanida / Gobierno de Cantabria

La directora general de Salud Pública, Paloma Navas, ha advertido de que, sin una PCR, "no hay manera de distinguir el COVID-19 de un catarro" por lo que ha pedido a la población que, ante cualquier síntoma que pudiera asociarse a un resfriado, se quede en casa, llame al médico para que le hagan la prueba y no salga hasta conocer el resultado.

Por eso, desde Sanidad se ha pedido que todas las personas que tengan dolor de garganta, de cabeza, tos, dolor torácico, malestar o pérdida de gusto y olfato que se queden en casa, aunque no tengan fiebre, llamen a su centro de salud o a la línea 900 del covid-19 (900 612 112) para que se les solicite una prueba PCR que confirme si se trata de un resfriado o de coronavirus. Además, estas personas no deben salir hasta conocer el resultado. 

En una rueda de prensa junto al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, Navas ha explicado que respetar estas indicaciones es "fundamental" para "controlar la pandemia".

La directora general de Salud Pública ha explicado que en los últimos días en Cantabria se han identificado como origen de algunos de los brotes a personas que, o bien estaban esperando el resultado de una PCR y han hecho "vida normal" antes de saber si eran o no positivo, algo que es un "error gravísimo" y también ha habido otras que han pensado que tenían catarro cuando era COVID y se lo han contagiado a terceros.

Rodríguez y Navas han expuesto algunos casos sucedidos que son, según el consejero, "un ejemplo de lo que no hay que hacer".

Uno de ellos, ha sido el caso de un chico que, estando a la espera de una PCR, fue a entrenar, a clase y se reunió con sus amigos, lo que ha generado 9 casos positivos secundarios y 75 personas en cuarentena.

También se ha dado el caso de un profesor que, sin saber que tenía COVID-19 y asociando sus síntomas a un catarro, acudió a dar clase, lo que ha llevado a tener que poner en cuarentena a cuatro clases con 131 alumnos y a detectar cinco positivos en el centro.

Por eso, desde Sanidad se ha pedido que todas las personas que tengan dolor de garganta, de cabeza, tos, dolor torácico, malestar o pérdida de gusto y olfato que se queden en casa, aunque no tengan fiebre, llamen a su centro de salud o a la línea 900 del COVID-19 (900 612 112) para que se les solicite una prueba PCR que confirme si se trata de resfriado o de coronavirus. Además, estas personas no deben salir hasta conocer el resultado.

Desde la Consejería de Sanidad se ha asegurado que ahora mismo Cantabria tiene "capacidad suficiente" para asumir la realización de más pruebas PCR a aquellas personas con estos síntomas y determinar así si es un resfriado o COVID.

En este sentido, el consejero ha señalado que, incluso, "se está trabajando para añadir una segunda cadena de laboratoria para todavía adquirir más capacidad para poder hacer PCR si es necesario.

"Nos interesa hacer cuantas más PCR que no sean, que descartemos y estemos equivocados, mejor. Aquí, en este caso equivocarse es muy positivos y hacer PCR de más es muy positivo", ha dicho la directora general de Salud Pública.

Además, la comunidad está "en vías de adquisición" de test de antígenos lo que también permitirá una mayor rapidez en los diagnósticos.

 

Brotes “evitables”

Navas ha asegurado que algunos de los brotes que se están dando en Cantabria son "absolutamente evitables y prevenibles".

Así, se ha hecho un llamamiento a evitar en lo posible los espacios cerrados, donde la posibilidad de transmisión del virus es "20 veces mayor" que en uno abierto, y suspender --o modificar-- tradiciones como el "blanqueo" (ir de blancos) o jugar a las cartas o al dominó en bares y restaurantes.

También se llama a evitar comidas familiares, limitar reuniones y contactos sociales y se insiste en el uso de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia social y la higiene de manos.

"No es el momento de celebraciones, no es momento ni tan siquiera para la comida del domingo con toda la familia. No es momento para eso. Es momento para reducir el contacto social a lo mínimo imprescindible", ha dicho Navas.

El consejero, por su parte, ha insistido en que, "estando como estamos no podemos hacer vida como antes de la epidemia".

Rodríguez ha advertido también en que "fiestas universitarias no debería haber en ningún caso". "Quien está haciendo fiestas universitarias, sobre todo si son de más de 10 personas, está incumpliendo las normas y por tanto habrá que proceder tanto administrativamente como policialmente contra las personas que organicen ese tipo de fiestas", ha avisado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?