Domingo, 25 de Octubre de 2020

Otras localidades

Caso PGOU Alicante

Fuster: "No me extrañó que Ortiz pagase el viaje de Díaz Alperi, porque entre ellos había una buena relación"

El empresario que facilitó el vuelo al exalcalde, acusado en el caso PGOU, se reitera en que un empleado de Ortiz le dio un sobre con 36.000 euros del viaje a Creta con Sonia Alegría

El empresario Ricardo Fuster (i), cuando declaró ante el Fiscal en el Palacio de Justicia en 2016.

El empresario Ricardo Fuster (i), cuando declaró ante el Fiscal en el Palacio de Justicia en 2016. / Sonia Martín

En el juicio por el presunto amaño del Plan General de Alicante entre 2008 y 2010, este viernes han declarado como testigos cuatro empleados de Enrique Ortiz y un empresario relacionado con el vuelo privado de Díaz Alperi a Creta, que se ha ratificado en que el viaje, estimado en 36.000 euros, fue abonado por Ortiz.

En primer lugar, el administrador de la empresa Rivaflecha, ha confirmado que el empresario Ricardo Fuster le pidió un vuelo para julio de 2008 a Creta: el viaje que hizo el entonces alcalde de la ciudad, Luis Díaz Alperi, con la delegada de Presidencia, Sonia Alegría, y que habría sido una de las presuntas dádivas que recibió el exalcalde por el trato de favor al empresario en el nuevo Plan General.

A continuación las defensas han intentado desmontar el testimonio del propio Ricardo Fuster, que se ha presentado como alguien que siente "cierto afecto" por Díaz Alperi, pero que ha vuelto a ratificarse en la carta que remitió al fiscal en su día, en 2016; esto es, que el exalcalde le contactó para que le facilitase un reactor con el que volar a Creta, que él le adelantó el dinero y que a su vuelta tuvo que amenazarle con pasar la factura al ayuntamiento porque tras seis llamadas, Díaz Alperi seguía sin pagarle. Al final, el propio primer edil le recomendó ponerse en contacto con el gerente de Ortiz en Valencia, Pedro Muguruza, que fue quien hizo el abono en un sobre de los "34.000 o 36.000 euros" adelantados, ha dicho.

No le extrañó que Ortiz lo pagase, ha dicho, porque sabía que "entre ellos había una buena relación", ha dicho.

Otro empleado de Ortiz, el economista Luis Perea, ha admitido que en su día sí señaló al llegar la factura de este viaje que le parecía "una bestiada", aunque en esta sesión ha dicho que no sabía por qué lo dijo. También ha dicho no recordar las conversaciones con Ortiz donde hablaban de un "plano gordo" en el que figuraban "zonas de nueva creación".

Sobre las menciones a "los planos" que aparece en el sumario, ha tenido que responder Carlos Parodi, ahora consejero en el Hércules, y extrabajador en el grupo empresarial Cívica, de Ortiz. Ha dicho que él hizo "infinidad de ellos", que se ceñía a las directrices que le daba el técnico a las órdenes de Ortiz, Javier Llorens, para "montar los planos", los cuales eran públicos y ya figuraban en el catastro y en la web del ayuntamiento, y que lo hacía para visualizar mejor las propiedades de Ortiz.

También ha dicho que el empresario optó a la adjudicación de los MUPI del Ayuntamiento, igual que se presentaba a otras, porque "el señor Ortiz está involucrado en todo".

Por cierto, que la esposa del constructor, Dolores Carratalá, Maleles, que estaba llamada también a testificar hoy, ha sido dispensada por su parentesco con el acusado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?