Domingo, 29 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Vuelven las dudas de la movilidad: "¿podemos ir a comprar a Aranda?"

A la espera de aclaraciones por parte de alguna autoridad competente, la referencia más cercana esel auto del juez que ratificó el confinamiento de agosto, que proponía aplicar el mismo criterio que se utilizó durante el Estado de Alarma

Ciudadanos en la calle Isilla de Aranda de Duero.

Ciudadanos en la calle Isilla de Aranda de Duero. / Cadena SER

Vuelven las dudas sobre la movilidad permitida entre Aranda y la comarca: “¿Podemos ir a comprar a Aranda?”

A la espera de aclaraciones por parte de alguna autoridad competente, la referencia más cercana esel auto del juez que ratificó el confinamiento de agosto, que proponía aplicar el mismo criterio que se utilizó durante el Estado de Alarma

Según este criterio los vecinos podrían acudir a Aranda para realizar sus compras de productos de primera necesidad

Tras conocerse el nuevo confinamiento de Aranda no han tardado ni cinco minutos en aparecer las mismas dudas que en el aislamiento de agosto y que vuelven a pner de manifiesto lo problemático de tomar medidas para la capital de la ribera excuyendo regular su íntima relación con la comarca

¿Podremos ir a comprar a Aranda? Ha sido la pregunta que más han trasladado los oyentes de Radio Aranda a esta redacción y para la que aun no hemos encontrado respuesta en las autoridades competentes preguntadas o las respuestas han sido tan ambiguas como lo que la propia orden de la Consejería Incluye. Según el BOCYL están permitidos deplazamientos por causa de fuerza mayor, necesidades esenciales y otros motivos asimilables.

Hasta que alguien con competencia en la materia aclare la pregunta la referencia más inmediata y cercana es el pronunciamiento del juez que autorizó el primer confinamiento de Aranda y que se pronunció al respecto en uno de sus autos. El juez suplente del Juzgado Contencioso Administrativo numero uno de Burgos indicó en agosto que "la restricción de los movimientos no afecta a los desplazamientos que los ciudadanos de Aranda de Duero y las localidades cercanas a la misma deban realizar a esta localidad para el suministro de bienes y servicios de primera necesidad". Matiza el juez que el concepto de "primera necesidad debe ser bien entendido, atendiendo a la proporcionalidad entre la necesidad y el riesgo". Y aunque deja su interpretación a criterio de los ciudadanos y los agengtes que vigilan el cumplimiento de las normas, daba una pista: asimila en confinamiento con la situación que existió en el Estado de Alarma decretado por el gobierno de la nación en la pasada primavera. Son muchos los testimonios que acreditan que durante los meses de marzo, abril y mayo los traslados a supermercados de Aranda desde los pueblos fueron habituales sin que se produjera ningún impedimento.

Dudas en los pueblos del entorno

Este nuevo confinamiento suscita las mismas dudas que el de mediados de agosto,  de ahí que en el ámbito comarcal anden despistados al respecto los habitantes, incluidas las propias autoridades municipales. "Para lo necesario se podrá bajar y yo creo que comer es necesario, pero no lo sé, porque la vez anterior nosotros como Ayuntamiento hablamos con la Delegación Territorial de la Junta con la Guardia Civil y en un principio nos dijeron que sí que se podía pasar y luego bajamos y no nos dejaron, o sea que no lo sé, estamos ahí a ver que este viaje cómo es", comenta María José Mato, la alcaldesa de Fuentespina.

La primer edil de Caleruega comparte estas mismas inquietudes. Y es que aunque en la Ribera del Duero ya tenemos la experiencia del confinamiento de este verano, esta medida no deja de seguir siendo un inconveniente para los habitantes del resto de la comarca, que depende de Aranda para muchas cosas. "Lo afrontamos con cierta incertidumbre y sabiendo también lo que ocurrió la vez pasada: parece que tenemos el precedente y que lo tenemos como asumido pero con cierta incertidumbre, porque la situación es complicada para los pueblos que hacemos vida prácticamente completa en Aranda", destaca Lidia Arribas.

En la calle la opinión generalizada es que este tipo de confinamientos selectivos no son de mucha utilidad para frenar el ritmo de los contagios, además de las dificultades que implica para los cuerpos de seguridad controlar que las entradas y salidas sean realmente justificadas.

Como tantas cosas en este momento, los mejores criterios son el sentido común y la prudencia, ambos imposibles de regular por ley.

En el audio que encabeza esta información puede repasarse la entrevista que los alcaldes de La Aguilera -Luciano Burgos-, Fuentespina -María José Mato- y Caleruega -Lidia Arribas- ha protagonizado este lunes en Hoy por Hoy Aranda.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?