Viernes, 27 de Noviembre de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anuncia más detalles del plan de vacunación
FIRMAS DE OPINIÓN

¿La población joven es la menos afectada por la covid-19?

La firma de Ángel Tejada, Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales

Ya van ocho meses de intensa crisis económica derivada de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. De acuerdo con los comportamientos que estamos viendo estos últimos días parece que no hemos aprendido nada.

Tras evitar una crisis de liquidez y despidos masivos en los meses de marzo y abril, sobre todo a costa de incrementar la deuda pública de los países, la economía se enfrenta a un periodo de crisis más largo de lo que se pensaba en un principio. Esto irremediablemente acabará en un incremento de los concursos de acreedores, de las insolvencias y, por ende, de la tasa de paro a finales de este año y parte de 2021.

Si las consecuencias sanitarias de esta enfermedad son especialmente graves, las económicas y sociales lo serán incluso peor, en cuanto que afectarán a mucha más población.

Si bien la COVID-19 se están cebando en personas mayores o con problemas de salud previos, los riesgos sociales y económicos se van a cebar en generaciones más jóvenes, por mucho que se crean inmunes con respecto a esta enfermedad.

Hay mucha población de edad media que se está viendo fuertemente afectada por los ERTES y que se verá igualmente afectada por los despidos que se prevén una vez que el plazo de finalización de la imposibilidad de despedir termine.

Pero es que la gente más joven también se va a ver afectada enormemente. Y, además, esa afectación no sólo va a ser a corto plazo, en cuanto a que viven en familias que van a tener verdaderos problemas económicos, sino también a largo, puesto que la deuda que hoy están asumiendo los países la van a tener que pagar ellos.

La covid-19 va a provocar un incremento de la desigualdad, que afectará a los trabajadores con empleos más precarios y en ramas de actividad de escaso valor añadido, que verán fuertemente afectado su nivel de vida.

La generación de jóvenes que se incorpore al mercado, muchos de los cuáles irán a esas ramas de actividad o empleos precarios, llevará a sus espaldas tener que hacer frente a los efectos económicos de esta crisis que, posiblemente, agravará la brecha intergeneracional y muchos de ellos van a tener que asumir que van a vivir peor que sus padres.

Si aún así alguno piensa que esta enfermedad no va con ellos, pues quizás es que de verdad no hemos aprendido nada. Ojalá aprendamos pronto.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?