Miércoles, 02 de Diciembre de 2020

Otras localidades

Opinión

Consuma flores, regale alegría

Miguel Pérez

Miguel Pérez

Miguel Pérez / Radio Jerez CADENA SER

En marzo de este maldito 2020 se decretó el estado de alarma en todo el territorio nacional. En ese momento, el sector de la flor cortada se disponía a afrontar los días de máxima venta del año. El día de la Madre, Semana Santa, Bodas, bautizos y comuniones, eventos de todo tipo, se celebran preferentemente en la primavera, estación en la que con la llegada de las temperaturas agradables y los días más largos el cuerpo nos pide este tipo de encuentros.

Pero todo se torció. Y a pesar de que la flor cortada se declaró como actividad esencial, igual que el resto del sector agrario, y que por tanto se podía seguir cultivando y vendiendo, lo cierto es que el mercado se quedó absolutamente cerrado, sencillamente no había ventas.

Eso significó que, tras la fuerte inversión realizada en los invernaderos, no quedaba más remedio que destruir cientos de miles de flores. Todas a la basura. Una imagen inédita que provocaba el “Ay que pena” de los ciudadanos. A partir de ese momento, COAG comenzó una serie de acciones encaminadas a conseguir la subsistencia de los floricultores con petición de ayudas tanto al Estado como a la Junta de Andalucía. Ambas administraciones han publicado la normativa para el acceso a esas ayudas, pero lo cierto es que a día de hoy no han llegado a los agricultores.

Por eso, y porque los héroes que se han atrevido a seguir con la Flor a pesar de la alta incertidumbre se lo merecen, le pido al ciudadano que compre flores, que recupere la tradición de los Santos y que, más allá de estas fechas señaladas, ponga flores en su trabajo, en su casa…en su vida.

Créanme, el sector merece la pena. Es el mayor generador de empleo de cuantos existen en la provincia, es el que más inversión necesita por hectárea, está muy profesionalizado y especializado y es además, un sector que atrae, que es bonito por dentro y por fuera… pura estética fruto del buen hacer de nuestros floricultores.

Lo dicho, les animo a poner flores en los cementerios pero también en sus vidas durante el resto del año. La presencia periódica de un buen ramo en nuestro salón tiene efectos muy positivos, mejorando nuestro ánimo. Terapia de la buena en los tiempos que corren.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?