Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

SER Saludable Valencia

¿El ejercicio físico puede reforzar nuestro sistema inmune ante el coronavirus y la gripe?

El coronavirus, cuyo contagio por aerosoles está cada vez más apoyado por la evidencia científica, ha puesto sobre la mesa el papel importante que desempeña el sistema inmune para defendernos de él y de otros virus

Con la covid-19 conviviendo entre nosotros sumamos un virus más a los virus propios de la temporada como, por ejemplo, el de la gripe.

Este coronavirus, cuyo contagio por aerosoles está cada vez más apoyado por la evidencia científica, ha puesto sobre la mesa el papel importante que desempeñan esos centinelas que tenemos en el cuerpo para defendernos de él y de otros virus: el sistema inmune.

Así somos por dentro

El sistema inmune funciona en tres fases: “La primera consiste en detectar una amenaza, pedir ayuda y lanzar un contraataque. Comienza tan pronto como el virus llega a las vías respiratorias y se infiltra en las células que las recubren, en este caso del aparato respiratorio”, afirma la Dra. Raquel Blasco, médico especialista en Medicina Interna, responsable de la Unidad de Medicina Interna del Centro de Medicina Deportiva de la Junta de Castilla y León. “Cuando las células perciben moléculas comunes a los patógenos y poco comunes a los humanos, producen unas proteínas que se llaman citoquinas, algunas actúan como alarmas, convocan y activan un escuadrón diverso de glóbulos blancos que van desde el sitio donde ha sido atacado en forma de virus intrusos, los digieren y los bombardean con unas estructuras químicas que los destruyen y liberan todavía más citoquinas. Algunos también evitan la reproducción de los virus; se llaman interferones, y evitan que los virus se reproduzcan. Estos actos conducen a la inflamación (enrojecimiento, calor...) Todo eso son señales de que el sistema inmune está funcionando. Todo forma parte de lo que se llama el sistema inmune innato: es rápido, antiguo, genérico y amplio. Ataca todo lo que no reconoce como propio. Su trabajo es atacar una infección”, añade. Después trae a los especialistas en la segunda fase que explica la doctora Blasco: “En medio de todo esto, las células mensajeras toman trocitos de los virus y los transportan a los ganglios linfáticos. Ahí hay otros glóbulos blancos: las células T (cada una esta especializada) y matan o ayudan (estimulan) el sistema inmune. Tanto las células T como los anticuerpos son parte del sistema inmune adaptativo. Es más preciso y más lento. Por eso tardan en salir a la sangre las IGM y las IGG. Después de eliminar el virus las células que se han movilizado se retiran y mueren. Una pequeña parte de ellos se quedan (células de memoria) y patrullan por si el virus vuelve a atacar y lanzar una respuesta”.

Actividad física vs defensas

Aunque la inmunología del ejercicio se considera un área relativamente nueva del esfuerzo científico con el 90% de los artículos publicados después de 1990, ya tenemos datos del sistema inmune y su relación con el ejercicio físico. Hay un estudio de 1902 de Larrabee que proporcionó evidencia de que los cambios en los recuentos diferenciales de glóbulos blancos en los corredores de maratón de Boston eran paralelos a los observados en determinadas enfermedades. También observó que “el esfuerzo había ido mucho más allá de los límites fisiológicos y nuestros resultados ciertamente muestran que donde este es el caso podemos tener una leucocitosis considerable de tipo inflamatorio. Según investigadores como Nieman, el ejercicio vigoroso de larga duración (90 minutos o más) comienza a sobrecargar su sistema inmunológico. El sistema inmunológico, por tanto, es muy sensible al ejercicio, y la extensión y la duración reflejan el grado de estrés fisiológico impuesto por la carga de trabajo “Parece ser que la intensidad del ejercicio tiene una gran importancia en cuanto al sistema inmune, tanto en positivo como en negativo. El ejercicio de intensidad moderada a vigorosa (menos de 60 minutos) ahora se considera un adyuvante importante del sistema inmunológico. Por el contrario, el entrenamiento físico de alta intensidad y las competiciones, aumentan el estrés fisiológico, metabólico y psicológico asociado, los cuales están relacionados con perturbaciones inmunes transitorias, inflamación, estrés oxidativo, daño muscular y un mayor riesgo de enfermedad”, señala Jorge García Bastida, doctor en Alto Rendimiento y profesor de la UNIR y de EUNCET.

SARS-CoV-2 - Cuarentena y sedentarismo

El SARS-CoV-2 puede atacar directamente el sistema nervioso central (SNC). “Ya hay estudios que admiten que la cuarentena que se usa para prevenir la propagación del coronavirus fácilmente puede causar depresión, lo que tiene efectos negativos sobre el SNC y el sistema inmunológico. El ejercicio regular con intensidad moderada frena los efectos dañinos asociados a la cuarentena en el cerebro”, comenta Guillermo Alvarado, director de PERFORMA Entrenadores Personales y autor de Entrena bien, vive mejor.

El secreto... la dosis

Revisiones como The compelling link between physical activity and the body's defense system admiten que cada sesión de actividad física moderada promueve mejoró pero transitoriamente el sistema inmune y cuando se repite de forma regular, confiere varios beneficios para la salud, incluyendo disminución de incidencia enfermedad y amortiguación de la inflamación sistémica. El riesgo de enfermedad puede aumentar cuando un atleta compite, atraviesa ciclos repetidos de esfuerzo inusualmente intenso y experimenta otros factores estresantes para el sistema inmunológico. La gran cantidad de datos epidemiológicos de enfermedades agudas recopilados durante los eventos de competitivos a nivel internacional ha revelado que entre el 2% y el 18% de los atletas de élite experimentan episodios de enfermedad, con proporciones más altas para las mujeres y las que participan en eventos de resistencia. Otros factores de riesgo de enfermedad incluyen altos niveles de depresión o ansiedad, participación en períodos de entrenamiento inusualmente intensivos con grandes fluctuaciones, viajes internacionales a través de varias zonas horarias, participación en eventos competitivos, especialmente durante el invierno, falta de sueño y bajo consumo de energía en la dieta .

Detector de “fake”: Los productos del súper “inmuno”.

Pasaremos el detector de fake a titulares sobre los productos que prometen aumentar nuestras defensas. “No hay evidencia científica suficiente como para poder decir que existe un alimento que nos pueda “proteger” o “curar” por sí mismo.
Existen nutrientes que están relacionados con el normal funcionamiento del sistema inmune, como el zinc, cobre, hierro o diversas vitaminas como la vitamina C, vitamina D, vitamina A, vitamina B12 o la vitamina B6. No obstante, que estén relacionados con el buen funcionamiento del sistema inmune no quiere decir que su consumo esté relacionado con una mejora del sistema inmune. Si la dieta es variada y equilibrada en personas sanas, es posible conseguir todas estas vitaminas y minerales de forma suficiente”, señala la nutricionista del Hospital General de València, Jéssica Ruiz. “Para reforzar nuestro sistema inmunitario debemos llevar unos hábitos de vida saludables: correcta alimentación, variada y equilibrada, correcta hidratación, actividad física diaria, buen descanso nocturno y evitar hábitos tóxicos como el tabaco”, añade.

También escucharemos la sección 'Mundo Millennial', en la que el joven Luis Boya nos da su particular visión sobre esa generación que no es ni mucho menos perdida. Atenderemos las llamadas de nuestro buzón de la mano de nuestro compañero Quique Lencina que han llegado al 650 683 476.

BUZÓN DE VOZ - PRÓXIMO EPISODIO:

Aplicaciones clínicas del botox

Ya podéis dejar vuestras preguntas a los colaboradores para la semana que viene. Seguiremos hablando de salud con nuestro científico JM Mulet, autor de ¿Qué es la vida saludable? Con él y con el Dr. Samuel Díaz Insa, coordinador de la Unidad de Cefaleas del Hospital La Fe de València descubriremos qué es el bótox y cómo puede ayudarnos en el tratamiento de diferentes patologías como el bruxismo o las migrañas.

*Podéis dejar vuestras dudas a través de nota de voz en el 650 683 476.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?