Miércoles, 25 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Opinión

Este relato

La Firma de Charo Bueno

Empezaré este relato haciéndome unas preguntas. Si después de más de 14 días de confinamiento, no se ha conseguido nada, es más, ha sido un fracaso porque las cifras de contagios, las personas que se mueren, las camas del hospital y la ocupación de la UCI siguen subiendo ¿Qué responsabilidad tienen las autoridades? Quiero decir, que es verdad que puede haber gente que no cumple o que se salta las normas, pero también las autoridades a todos los niveles no estarán haciendo las cosas bien. Quizá también lo que está fallando es la labor de control que la situación requiere. Por ejemplo que se sigan haciendo fiestas a estas alturas hace urgente y necesario unas sanciones más gordas y hacerlo público. Se les quitarían las ganas a algunas personas.

Y siguiendo con el relato, todas las personas cuando no entendemos las normas, cuando no parecen lógicas, las criticamos y son más difíciles de cumplir. Por ejemplo, podemos salir a los bares y estar 6 personas, también en las reuniones de amigos, pero para ir al hospital vas tú sola, incluso a las ecografías de embarazo que no dejan entrar al padre.

No se entiende la falta de consultas médicas presenciales, vale que la pandemia ha demostrado que varias o muchas cosas se pueden solucionar por teléfono, pero no se justifica que personas con patologías crónicas lleven meses sin que las vea el médico de manera presencial.

Tampoco es entendible lo que sucede con los niños, es verdad que la vuelta al cole está funcionando bien, pero los niños y niñas están en el recreo dentro de un cuadrado marcado en el patio, no tienen actividades extra-escolares, ni cumpleaños, ni sus amigos, pero en muchos centros de trabajo, en empresas y sectores sobre todo si tienen muchos eventuales y temporales, se trabaja al lado codo con codo, compartiendo herramientas incluso sin los equipos de protección necesarios.

Y lo que menos se entiende es la situación de las personas en residencias de mayores, otra vez llevan 15 días sin ver a las familias y se prolongará otras dos semanas más. Además de la tristeza y la soledad, tienen la preocupación y la duda de que su familia les ha abandonado, sin que el encierro garantice su seguridad, como demuestran los casos y brotes conocidos. Que los expertos y responsables entiendan de una vez que necesitan compañía, cariño y ver a su familia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?