Jueves, 03 de Diciembre de 2020

Otras localidades

El Gran Wyoming: "Yo he sido feliz toda mi vida por mi falta de ambición"

"Lo nuestro es una historia de amor entre dos heterosexuales", es la definición de la amistad de cuatro décadas que une al presentador televisivo y a Pablo Carbonell. Risas, anécdotas surrealistas y diversión en la charla de ambos con Luis Alegre.

Luis Alegre, El Gran Wyoming y Pablo Carbonell en el Congreso del Bienestar y la Música de Punta Umbría.

Luis Alegre, El Gran Wyoming y Pablo Carbonell en el Congreso del Bienestar y la Música de Punta Umbría. / Cadena SER

Era uno de los platos fuertes del Congreso del Bienestar y la Música que se celebra este fin de semana en Punta Umbría y no ha defraudado. Desde el inicio de la charla el Gran Wyoming y Pablo Carbonell han ofrecido entretenimiento, humor y surrealismo. La complicidad entre ambos fraguada tras 40 años de amistad ha servido de guión al periodista Luis Alegre, encargado de mediar en el diálogo entre ambos. Y la fórmula ha funcionado: las carcajadas han regado toda la conversación, la de ellos pero sobre todo la de los presentes en el Teatro del Mar.

"Lo nuestro es una historia de amor entre dos heterosexuales", ha indicado El Gran Wyoming. Se conocieron en los años 80 en Sevilla, cuando El Gran Wyoming actuaba con el Reverendo y Pablo Carbonell y el onubense Pedro Reyes ofrecían un espectáculo "de mimos pero hablando" en el mismo local. "Cuando vi a este tipo saltando y cantando lo que le daba la gana, como si fuera Frank Zappa -al que ambos admiran- pensé: este tío es mi ídolo", ha explicado Pablo Carbonell. "Y desde entonces no me lo he quitado de encima", ha apuntado el presentador de El Intermedio. Efectivamente Wyoming ha recordado cómo, tras darle su teléfono, Carbonell se presentó en su puerta en Madrid junto a Reyes para buscarse la vida y prácticamente "tuvo que echarlo" de casa. 

Ese puente le abrió la puerta a Pablo Carbonell en Madrid. Este ha recordado cómo le sorprendió que El Gran Wyoming era un artista que "ni cantaba, ni era guapo ni nada pero tenía éxito porque tenía algo que  contar". Y ahí descubrió que era lo que él quería hacer: "El es mi maestro. Me dio mucha confianza". Y esa fue la semilla para la creación de Los Toreros Muertos.

Hoy en día el Gran Wyoming es uno de los presentadores televisivos más reconocidos de España, y no deja indiferente a los espectadores. La clave, sin embargo, es sencilla: "En la sociedad del éxito yo he sido feliz toda mi vida por la falta de ambición. Siempre he estado ajeno a ella. Si fuera ciclista sería gregario del Kelme. La diferencia entre el de la medalla de oro y el de la de platino es que el primero está jodido siempre pero el que queda cuarto es atleta y vive de puta madre. Nunca aspiré al éxito. Este es ser no llegar", ha confesado El Gran Wyoming. 

El diálogo ha estado plagado de anécdotas de todo tipo, incluso sexuales, pero sobre todo muy divertidas. La música es el otro elemento de conexión entre ambos: les une Fran Zappa y los Beatles; pero también un instrumento, la guitarra y un ídolo, Paco de Lucía. El Gran Wyoming ha recordado su época de conciertos con El Reverendo y los momentos de aprieto por las borracheras que cogía este. Pablo Carbonell también ha rememorado cómo dejó fuera de juego al productor de la discográfica de Isabel Pantoja, que era la suya, cuando le dijo cómo se iban a llamar: Los Toreros Muertos, al poco de la muerte de Paquirri. 

Mañana domingo el malagueño Tony Zenet, Dry Martina y Paco Pérez cerrarán la quinta edición de este Congreso del Bienestar y la Música que organiza Radio Huelva.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?