Lunes, 30 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Quirónsalud

Contenido patrocinado

Quirónsalud Alicante incorpora la impresión 3D para el tratamiento de patologías y lesiones traumatológicas

Gracias a esta técnica el especialista puede realizar un abordaje más seguro, rápido y exacto a través de incisiones más pequeñas para llegar a la lesión

Quirónsalud Alicante ha incorporado a sus servicios tecnología de impresión 3D para la reproducción de patologías y lesiones traumatológicas, que permite realizar un abordaje quirúrgico más preciso y personalizado.

Esta técnica puede ser utilizada, prácticamente, en cualquier intervención quirúrgica sobre estructuras óseas o articulares. Como explica el doctor Luis Sánchez Navas, jefe de la Unidad de Traumatología de Quirónsalud Alicante, “esperamos también aplicarla en la planificación y tratamiento de lesiones que afecten a partes blandas como ligamentos y tendones”.

Entre sus múltiples utilidades destaca la posibilidad de planificar la cirugía protésica para ajustar la prótesis, ya que no están ajustadas y presentan diferentes diseños y tamaños que no están adaptados específicamente a cada paciente. Esta circunstancia obliga al cirujano a tomar decisiones durante el mismo acto quirúrgico para adaptar la prótesis preconfigurada a una anatomía específica. “Con la planificación que nos permite hacer la impresión en 3D de esa articulación”, explica el doctor Sánchez Navas, “las pruebas y decisiones que necesariamente hay que hacer se han realizado previamente en el laboratorio. Esto nos permite probar sin riesgo y con la posibilidad de rehacer, cuantas veces sea preciso, cualquier paso del procedimiento, evitando tener que hacerlas durante la cirugía y sortear circunstancias indeseadas no reversibles”.

En relación al abordaje quirúrgico de las fracturas, la impresión 3D permite definir perfectamente la forma, tamaño y posición de los distintos fragmentos que la constituyen y diseñar cómo se deben colocar en su posición, como si fuera un puzle, además de calibrar qué implante es el ideal para abarcar y mantener esa fractura específica. “Gracias a la impresión 3D de la fractura se puede minimizar el tamaño de las incisiones. Así mismo, al saber previamente qué necesitamos hacer y qué nos vamos a encontrar, podemos tener preparado el mejor implante para el caso, con tamaños y posiciones ya previstas y no decidirse durante la cirugía”, explica el doctor Jorge Salvador, traumatólogo de Qurónsalud Alicante.

Beneficios de la impresión 3D en el abordaje de lesiones traumatológicas

Entre los múltiples beneficios de la impresión 3D en la planificación de la cirugía traumatológica, el doctor Sánchez Navas de Quirónsalud Alicante destaca:

  • La realización de un abordaje más seguro, más rápido, más exacto y con incisiones más pequeñas que minimizan el daño generado para poder acceder a la estructura a tratar.
  • Permite disponer a los facultativos de los mejores implantes, injertos y prótesis exactamente previstos, gracias a la planificación previa.
  • Evita los errores derivados de la toma de decisiones en el mismo acto quirúrgico, condicionadas por las limitaciones propias de estar trabajando en un campo siempre limitado.
  • Permite disponer de guías de corte específicamente diseñadas, lo que supone una precisión inalcanzable con guías universales no adaptadas al caso específico.
  • Permite disminuir el tiempo quirúrgico y, por consiguiente, el riesgo de infección.
  • Mejora la obtención del resultado anatómico previsto.
  • Mejora la comunicación con el paciente gracias la información, la comprensión y la implicación del mismo en el procedimiento que se le va a realizar, al tener la posibilidad de ver y tocar la lesión que presenta y la técnica que se le va a realizar.

Cómo se realiza la impresión 3D de las piezas

Una impresión 3D consiste en la creación de una reproducción, en un material plástico, del hueso, la articulación o de los fragmentos que se han formado en una fractura que presenta un paciente en concreto.

Para crear el modelo 3D de la zona que se va a intervenir, primero se debe disponer de un TAC o resonancia magnética (RM) de la zona a abordar del paciente. Estas imágenes en dos dimensiones son tratadas a través de un completo sistema informático capaz de transformar las imágenes de un TAC o una RM en una reconstrucción en tres dimensiones. “Esta información”, relata el doctor Javier Ferrández, traumatólogo de Quirónsalud Alicante, “es de nuevo procesada para convertirla en instrucciones transmitidas a una impresora 3D, que, utilizando un material específico, transforma esa información en un objeto físico, una reproducción exacta de la anatomía del paciente individualizado”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?