Martes, 24 de Noviembre de 2020

Otras localidades

"Nos va a limitar muchísimo, la gente tendrá que levantarse de la mesa a la hora que suelen sentarse a cenar"

Los restauradores del centro de Palma consideran que cerrar a las 23 horas traerá cancelación de reservas, caída de ganancias y pérdidas de empleo

Las sillas y mesas de un bar

Las sillas y mesas de un bar / David Zorrakino - Europa Press

Cancelación de reservas, caída de ganancias y posibles cierres... bares y restaurantes aseguran que la nueva restricción horaria les afectará gravemente en unas cajas de beneficios que ya se están viendo muy mermadas. Hemos hablado con muchos restauradores e insisten en la necesidad den poder abrir hasta las 12 para adecuar los horarios a las rutinas de cena de los clientes.

El cliente nacional llega a cenar a partir de las 9, así de rotundos hablan los restauradores del centro de Palma con los que hemos podido hablar, y este cliente nacional, es el que hay a día de hoy y el que hay que cuidar insisten. Un cliente al que no le afectaría el toque de queda entre semana, pero sí el viernes y sábado que es cuando sale y para los restauradores sería perder ese un cliente potencial, mayor de 30 años... perder ese cliente dicen a cambio de evitar que los más jóvenes hagan botellón en la calle pero que pasarán a hacerlo en su casa... Señala una restauradora de la Lonja que " el problema son los fines de semana, esa gente de más de 30 que sale a cenar y se va a casa, alárgalo a las 12 de la noche y das tiempo a la gente a ir a cenar y los jóvenes que hacen botellón, seguirán haciéndolo en su casa"

Así que ampliar el toque de queda hasta las 12 sería un balón de oxígeno para los restauradores que están pendientes de cómo se articulará el cierre... no es lo mismo que el último cliente salga a las once a que tenga que hacerlo a las 10 y media para llegar a su casa y no es el mismo a la hora de recoger y que el trabajador vaya a su casa... Y es que ven que tendrían que recoger a la hora que normalmente empieza la gente a cenar. Señala otro restaurador de la Lonja que "esperamos la interpretación del decreto para saber sobre qué hora tenemos que cerrar la cocina y recoger".

 

Está sobre la mesa si empezaremos a cenar antes o directamente se cancelarán las reservas, la perspectiva es negativa y temen que el empleo se vea afectado. 

Si no hay ampliación quedará afectado especialmente el fin de semana y viniendo ya de unos meses en los que las cajas han descendido bastante, confían algunos restauradores, el caso del dueño del bar Bosch en que cambiemos las costumbres y cenemos antes como en el resto de Europa, es la única opción que queda.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?