Lunes, 23 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Caja Rural Granada cierra 2019 como su mejor año y destina parte de los beneficios a reforzar su resistencia

La entidad granadina consigue 36,2 millones de beneficios, un 9,6 % más que en 2018, y eleva su ratio de solvencia casi al 20%, 'muy por encima de la media del sector'

Fachada de la sede principal de la entidad

Fachada de la sede principal de la entidad / Caja Rural Granada

2019 fue un buen año para Caja Rural Granada. Si miramos sus números, ha sido su mejor año. Según el balance de gestión, aprobado por unanimidad este martes en la asamblea de la cooperativa de crédito, la entidad ha obtenido un beneficio de 36,2 millones de euros con un balance de gestión de fondos de 5.949,7 millones de euros y una ratio de solvencia del 19,63 por ciento, lo que la sitúa como una de los bancos más solventes de España. Esto le ayudará en un año difícil por la crisis generada por la pandemia, como reconoció ante los socios el presidente Antonio León.

La asamblea general ordinaria ha servicio para conseguir una destacada unanimidad tanto en la aprobación del informe de gestión como las cuentas anuales, el informe de auditoría (según informa la entidad en una nota) y también la propuesta de distribución de excedentes.

La mayor parte del beneficio se destinará a fortalecer su propia resistencia. El director general de Caja Rural Granada, Jerónimo Luque Frías, anunció que destinarán 28,6 millones de euros a incrementar sus reservas, 'reforzando aún más sus recursos propios y sus perspectivas de crecimiento'. El resto estará destinado a nutrir el Fondo de Educación y Promoción y a retribuir las aportaciones al capital de sus socios, según la nota.

El presidente Antonio León destacó el compromiso de Caja Rural con la sociedad y con el territorio donde está implantada. Este compromiso se materializa a través de Fundación Caja Rural Granada y del Fondo de Educación y Promoción (FEP) a los que se destinaron durante 2019 un total de 3,6 millones de euros 'para ayudar a colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión social, a promover la investigación y la innovación en campos como la salud, el sector agroalimentario y el medio rural, a mejorar la competitividad de cooperativas y empresas de nuestro entorno, a la formación de los socios, promoción del cooperativismo, apoyar y fomentar la cultura, sobre todo de jóvenes talentos, promocionar el deporte base y en definitiva, contribuir a mejorar el bienestar de los ciudadanos, invirtiendo en nuestra sociedad parte de los beneficios que genera nuestra actividad financiera', asegura la nota.

Estas acciones reflejan, dice la entidad, 'la vocación de compromiso y apoyo constante plasmados en la responsabilidad social corporativa de Caja Rural Granada'.

Informe de gestión

La cooperativa de crédito granadina alcanzó en 2019 un volumen de recursos propios computables de 611 millones de €, con una ratio de capital total (solvencia) del 19,63%, muy por encima del legalmente exigido, siendo una de las Entidades más solventes del sector. En cuanto a la liquidez, la entidad mantiene una 'más que cómoda posición, sustentada en una magnífica estructura de Inversión sobre Depósitos del 86,7%', asegura la empresa.

Estos resultados son el reflejo, continúa la nota, 'de la excelente labor de la plantilla de la entidad, que a 31 de diciembre contaba con 773 empleados, y a una amplia red de oficinas, 190 sucursales, repartidas en las provincias de Granada (150), Málaga (29), Almería (9), Madrid (1) y Lorca (1), a las que hay que añadir una más abierta el pasado mes de junio en Jerez de la Frontera (Cádiz)'.

Ante un entorno de bajos tipos de interés y presión competitiva, la cuenta de resultados 'tuvo un excelente comportamiento', asegura Caja Rural Granada. Así el margen de intereses ha experimentado un incremento de 4 millones de euros, cerrando en 90,1 millones de euros. Este aumento se debe, al incremento de los ingresos financieros de 5,4 millones de euros, como consecuencia de una mayor actividad crediticia. Las comisiones alcanzan la cifra de 35,5 millones de euros, gracias principalmente, a la mayor vinculación de los clientes, que han destinado parte de sus ahorros a productos fuera de balance, tales como fondos de inversión, seguros o planes de pensiones. Todo lo anterior explica que el margen bruto de la entidad cierre el ejercicio en 116,7 millones de euros, informa la nota pública.

La cooperativa de crédito 'ha seguido realizando un significativo esfuerzo en la racionalización y control de costes; a pesar de ello, los costes de explotación se han visto incrementados un 1,5% en 2019, esencialmente en los gastos del personal, donde una vez más la entidad ha recompensado el esfuerzo constante de su mayor activo, sus empleados'.

Los saneamientos realizados en 2019 han cumplido con todas las exigencias normativas, tanto en materia de dudosidad, como por otro tipo de contingencias. 'La excelente evolución del margen de explotación ha permitido realizar saneamientos adicionales que sitúan la entidad en una posición cómoda ante cualquier contingencia. De esta manera, el saneamiento neto total realizado en 2019 asciende a 22,4 millones de euros y la ratio de dudosidad ha mejorado sensiblemente, cerrando en el 4,01%, nivel inferior al registrado por el resto del sector', dice textualmente Caja Rural Granada.

Como consecuencia de todo lo anterior, el resultado antes de Impuestos fue de 41,1 millones de euros. Una vez deducido el gasto por el impuesto de sociedades, el resultado del ejercicio asciende a 36,2 millones de euros, frente a los 33,1 millones de euros registrado en el mismo mes del ejercicio precedente.

La nota de la entidad destaca 'la mayor vinculación de socios y clientes con la Entidad, plasmada en un sostenido aumento del número de productos contratados, gracias a la banca de proximidad y calidad comercial de la plantilla de la caja. La base de clientes en 2019 alcanza los 410.511, de los que 107.498 son, a su vez, socios; es decir, 1 de cada 4 clientes es, además, socio de Caja Rural Granada, lo que consolida nuestro modelo de negocio, basado en el cooperativismo'.

Perspectivas

Las perspectivas de futuro no son optimistas por la crisis surgida a raíz de la pandemia de la covid-19. En este escenario Caja Rural Granada continuará apostando por la calidad, cercanía y confianza mutua con el cliente. La Caja,m asegura la nota, 'tiene como objetivo ser la Entidad financiera de referencia en las provincias en las que desarrolla su actividad y está destinando un presupuesto de 3,6 millones de euros a impulsar la investigación, innovación, el desarrollo de las empresas cooperativas, la cultura, el deporte, ayudar a personas y colectivos en riesgo de exclusión social, y otras acciones a través de Fundación Caja Rural Granada y Gabinete Técnico'.

Todas las acciones estratégicas que la Entidad va a poner en marcha irán encaminadas en la misma línea, una filosofía de gestión dirigida a nuestro Proyecto de Empresa: 'Caja Rural de Granada tiene como MISIÓN ser un proveedor universal de servicios financieros y asimilados, dirigidos a todos los segmentos de la población, mediante un trato al cliente basado en la calidad y la eficiencia', asegura la empresa.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?