Jueves, 26 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Coronavirus

El coronavirus baja su incidencia en la zona universitaria mientras sube en el centro de la capital

No obstante, las cifras en Salamanca siguen desbocadas, con una incidencia total que sigue por encima de los 1.000 casos por cada 100.000 personas

Un trabajador del entorno de la Plaza Mayor cierra su establecimiento ante el toque de queda.

Un trabajador del entorno de la Plaza Mayor cierra su establecimiento ante el toque de queda. / Europa Press/ M. Á. Laya

La COVID-19 mantiene una incidencia extremadamente alta en la ciudad de Salamanca, lo que implica que los ciudadanos deben ser lo más cuidadosos posible a la hora de desempeñar sus tareas en el día a día. Los contagios siguen reproduciéndose en la capital, aunque a la mala situación por el descontrol ciudadano hay que unir la ausencia de la realización de las segundas pruebas PCR en la provincia de Salamanca, en varios casos, así como la falta general de recursos humanos sanitarios.

La incidencia suma, por segunda jornada seguida, más de 1.000 casos por cada 100.000 personas. Es decir, de cada 100 habitantes de la capital salmantina, uno está infectado. Son cifras extremas que complican enormemente el control de la pandemia en la capital y, sobre todo, la trazabilidad de los contactos que tienen cada uno de los infectados por el virus.

En concreto, en los últimos 14 días (entre el 13 de octubre y el 26 de octubre, ambos inclusive) la incidencia ha alcanzado su récord absoluto, y se sitúa en 1.031 casos por cada 100.000 habitantes. Estos datos no reflejan la situación estrictamente actual de Salamanca ciudad, ya que la comunicación de los contagios y el análisis llevan unos días de retraso, jornadas que pueden alcanzar incluso la semana.

Se han detectado 1.711 casos en total en las últimas dos semanas; la fecha con más contagios en la capital fue el pasado 21 de octubre, con 225 positivos. Ese dato también constituye el récord absoluto de PCR positivas en la ciudad de Salamanca desde que se inició el recuento de la situación de la pandemia aquí.

Lo que sí ha cambiado respecto a otras jornadas es la situación por zonas sanitarias: la cifra total de casos está descendiendo en los barrios universitarios, en concreto, en el barrio del Oeste, en San Bernardo, en Huerta Otea y en El Marín y La Platina. Dicho lugar, que en la segunda ola es protagonista por ser la más afectada de Salamanca ciudad, está descendiendo el número de positivos en los últimos días: 225 en la última semana, cuya cifra ha alcanzado los 277 positivos en siete días.

Enfrente, los barrios de Labradores y Salesas. La incidencia de la enfermedad asciende poco a poco en los últimos siete días. Según las últimas cifras, en esta zona son 142 posivos los declarados en los últimos siete días, y 129 contagios confirmados en el barrio céntrico de La Alamedilla. Estas áreas presentaban, al inicio de octubre, entre 40 y 70 positivos semanales.

Los barrios menos afectados son todos los trastormesinos: Vistahermosa, El Zurguén, Los Alcaldes, Chamberí, San José y La Vega. Apenas hay entre 20 y 30 casos semanales. En estas zonas, de manera generalizada, apenas residen jóvenes universitarios, el grupo social en el que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, puso el foco directamente en las últimas semanas por ser los culpables del incremento de la incidencia de la COVID-19.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?