Jueves, 26 de Noviembre de 2020

Otras localidades

EVENTO ONLINE EVENTO ONLINE Mayores, la generación olvidada: necesidades de las personas de más de 60 años
Opinión

Nuevo Estado de Alarma

La Firma de Guillermo Granja

Esto parece el juego de la oca y resulta que hemos caído en la casilla de la calavera, por eso nos toca volver a empezar. No es exactamente así, pero estamos en un momento crucial para que no se repita la historia que nos ocurrió en marzo, abril y mayo.

El estado de alarma que ahora se ha decretado es bastante más laxo que el que tuvimos en primavera. No sólo porque no nos han confinado en nuestros domicilios, si no porque tampoco se han tomado otras medidas previstas en esta figura jurídica como: requisar temporalmente bienes, intervenir y ocupar transitoriamente industrias, limitar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad e impartir las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento.

Lo que no llego a comprender es cómo se quiere doblegar la curva de contagios sin más paraguas que un confinamiento nocturno o, en algunos casos, además perimetral y con unas pocas medidas de aforos en determinadas actividades. Las cifras de contagiados actuales son mucho peores que en el anterior estado de alarma, sólo nos salva que la edad media de los infectados es sensiblemente más baja, pero ya se está viendo que, semana a semana, va subiendo, lo que supondrá, en apenas unas semanas, que nos encontremos en una situación bastante peor que la que tuvimos a principio de año.

En nuestra comunidad ya se augura, si nada lo remedia, que a mitad del mes de noviembre nuestro sistema sanitario estará colapsado. Tenemos sólo quince días para tomar todas las medidas posibles de prevención con el objetivo de no volver a caer en los mismos errores de entonces. Me temo que, visto lo que sigue ocurriendo en nuestro país, volveremos a las andadas.

Lo lógico sería ir tomando medidas como la puesta en marcha de hospitales de campaña; la reserva de hoteles como arcas de Noé; la compra y dotación de más materiales sanitarios y de laboratorio; facilitar la contratación de médicos ya jubilados o que aprobaron el MIR sin plaza o simplemente que sean licenciados en medicina o también a enfermeros que estén acabando sus estudios; propiciar que el ejército se pueda sumar a las labores de apoyo de desinfección, de rastreo y de vigilancia, junto a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado; incluir a los centros privados como soporte en otras patologías para liberar presión a los hospitales públicos; incrementar el número de rastreadores; obligar a usar la aplicación Radar-COVID; etc. En definitiva, ponernos en el peor de los escenarios para que no nos pille el toro desarmados.

Todo esto sí que justificaría el decretar el estado de alarma y no el hecho de dar cobertura legal para que las 17 comunidades puedan tomar medidas diversas sin tener que rendir cuentas ante los juzgados, con una total falta de coordinación entre ellas. A mi entender, en estos momentos necesitamos un mando único capaz de liderar este proceso y de coordinar a los 17 sistemas sanitarios.

La pandemia va a estar con nosotros mucho tiempo. Si todo sale a pedir de boca, como mínimo hasta el mes de mayo de 2021, momento en el cual una gran parte de la población estará vacunada y el riesgo de contagio será muy bajo. Aunque no se nos olvide que para entonces no vamos a tener el remedio farmacológico para vencer a la enfermedad de manera total, ya que es un virus que afecta a distintos órganos vitales de nuestro cuerpo.

En ese tiempo la evolución de la pandemia va a ser, con total seguridad, como una montaña rusa, por lo que, en mi modesta opinión, el Congreso de los Diputados debe crear, a la mayor brevedad posible, unos instrumentos jurídicos más flexibles y adaptables a cada situación, y no mantener el estado de alarma más allá de lo estrictamente necesario y, mientras esté vigente, dando cuenta de las medidas con regularidad a nuestros representantes políticos.

Muchas gracias por su atención y seamos responsables en nuestras actuaciones, es la mejor manera de evitar confinamientos y medidas restrictivas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?