Miércoles, 21 de Abril de 2021

Otras localidades

Todos los Santos

Los cementerios navarros se adaptan frente a la pandemia y ante la llegada del día de Todos los Santos

Restricciones de aforo y prohibición de llevar flores son algunas de las medidas más destacadas

Los cementerios navarros acogen en este 2020 una atípica celebración de la festividad de Todos los Santos, con la restricción de aforos y con medidas sanitarias, y limitaciones como el no poder llevar flores a sus familiares.

Los responsables municipales de la principales localidades navarras aconsejen a los ciudadanos no acudir a los cementerios en el día tradicional si lo pueden hacer en las jornadas previas o posteriores, que deberán ser también en las que limpien las tumbas y nichos y depositen flores.

También han sido mayoría los municipios que han acotado el número máximo de visitantes que pueden permanecer al mismo tiempo en los recintos, con 2.000 personas como tope en las necrópolis de Pamplona y Tudela, las más concurridas, y en un número proporcional a su extensión en el resto, que son de 500 en Olite, 413 en Alsasua, 350 en Tafalla ó 200 en Peralta, como ejemplo.

En todos ellos se aconseja acudir en visitas individualizadas y se restringen a grupos de un máximo de 4 personas del mismo núcleo familiar.

En concreto, en el cementerio de San José de Pamplona se ha prohibido llevar flores el día 1 y se aconseja llevar agua en caso de necesitarla porque las fuentes estarán inhabilitadas, al igual que las escaleras y plataformas los días 30 y 31 de octubre y 1 de noviembre.

Se realizarán controles de acceso para contabilizar las 2.000 personas de aforo máximo y se tomará la temperatura a quienes accedan a Berichitos, ya que no se permitirá el acceso a quien tenga más de 37,5 grados centígrados, ni a grupos de más de 4 personas y pertenecientes al mismo núcleo familiar, manteniendo la distancia interpersonal de 1,5 metros y evitando el contacto personal, lo que se vigilará también en el interior del cementerio por personal municipal.

Son prácticamente idénticas a las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Tudela para su cementerio, también con un aforo máximo de 2.000 personas, aunque del 23 de octubre al 3 de noviembre está abierto en horario diario ininterrumpido "para favorecer que se espacien las visitas a la instalación municipal y reducir el número de personas que pudieran coincidir al mismo tiempo".

La señalización de circuitos para ordenar la entrada y salida es otra de las medidas en Tudela, donde también se ha pedido a las personas de riesgo o que pertenecen a un grupo vulnerable que "eviten ir los días 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre al cementerio, fechas en las que se prevé una mayor afluencia de personas".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?