Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

El 35% de los casos con Daño Cerebral Adquirido son menores de 65 años

Así lo explican la asociación REHACER, que señala la ansiedad como principal causa de ictus incluso en adolescentes

El 35% de las personas con Daño Cerebral Adquirido (DCA) tienen menos de 65 años. Así lo ha contado en 'A Vivir Baleares'Teresa Villar, gerente y representante de la asociación REHACER. Ha señalado que "no hay una edad para sufrir un ictus", y que "cada vez se produce más en gente joven".

"Cuando empezaba en esto hace 24 años, los pacientes más jóvenes rondaban los 65 años; esto ya no es así, ahora tenemos ictus con 30 años, ¡incluso los vemos en chicos que están en el instituto!", ha exclamado. La causa principal de que esta enfermedad se produzca en gente joven está clara, según ha subrayado: "la ansiedad".

Por eso, para ayudar a estas personas con DCA, existen asociaciones como REHACER, que buscan facilitar la vida de quienes han sufrido un ictus mediante el asesoramiento y apoyo a las familias, actividades de sensibilización en la población y, especialmente, mejorando la autonomía de estas personas en su centro de día. "Intentamos mejorar sus vidas y potenciar las cualidades que les han quedado después de sufrir algo tan importante como es un ictus", ha explicado Villar.

Y es que, entre las secuelas destacadas, figuran las de índole físico, como la parálisis de uno o varios miembros. También las de tipo sensorial, como la pérdida del gusto, vista u olfato; así como las de carácter cognitivo y comunicativo, tales como problemas en el habla o un déficit en la atención. Sin embargo, no hay que olvidar que puede haber consecuencias como la exclusión tanto en el ámbito social como laboral.

Pero, ¿cómo se reconoce un ictus? Carmen Jiménez, neuróloga en el Hospital de Son Espases, también ha pasado por la SER, en 'A Vivir Baleares', para explicar los detalles tanto en sintomatología como en prevención y tratamiento.

"El ictus se puede reconocer por diversos síntomas, como, por ejemplo, que, repentinamente, se nota una imposibilidad para hablar porque se pierde la fuerza en la boca, que incluso puede desviarse", ha explicado Jiménez. "También puede perderse fuerza en un brazo o en una pierna o incluso por defectos en la visión, ya sea porque se pierde la mitad del campo visual, porque se vea doble o porque, directamente, se pierde la visión total de un ojo", ha añadido.

El 78% de los DCA tienen su causa en un ictus, aunque también pueden producirse por traumatismos craneoencefálicos o por otros motivos, tales como enfermedades infecciosas, tumores cerebrales o anorexia.

Sí que es cierto que el DCA adquirido tiene tratamiento, pero ambas profesionales coinciden en la importancia de la prevención, la cual consiste, como para otras tantas enfermedades, en realizar actividad física y evitar el sedentarismo, en una dieta equilibrada y saludable y en rechazar malos hábitos como fumar o beber alcohol.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?