Sábado, 06 de Marzo de 2021

Otras localidades

Desmantelado un taller clandestino de armas de guerra que operaba desde Madrid

Se ha detenido a 4 personas, entre ellas el responsable de vender en los últimos años más de 36.000 cartuchos de diferentes calibres, incluidas municiones de guerra.

Granadas de mano junto a proyectíles explosívos

Granadas de mano junto a proyectíles explosívos / Guardia Civil

La Guardia Civil, dentro de la operación 'Salvado-Ermas' desarrollada en las provincias de Madrid, Vizcaya, Pontevedra, Zaragoza, Lleida y Barcelona, ha detenido a cuatro personas e imputa a dos más por los delitos de tráfico de armas y municiones, depósito de armas y de municiones, depósito de explosivos y tenencia ilícita de armas de fuego prohibidas.

Esta operación ha permitido desmantelar el mayor punto de venta ilegal de municiones en España a través de Internet que se gestionaba desde la región madrileña.

La operación, que ha incluido diez entradas y registros en los que se ha intervenido multitud de armas y otros efectos, se inició en 2018, cuando la Guardia Civil detectó que uno de los ahora detenidos había vendido parte de las armas incautadas en Asturias, en el marco de otra investigación del Instituto Amado, la operación 'Golalde'.

El principal objetivo, un varón residente en la provincia de Madrid, llevaba más de cinco años vendiendo ilegalmente munición, en su mayoría, a personas que poseían armas de fuego ilegalmente y que, por tanto, no pueden adquirirla en establecimientos autorizados.

En ese periodo había llegado a vender más de 36.000 cartuchos metálicos de diferentes calibres, tanto para armas cortas, como largas, incluida munición de guerra, ha informado la dirección general de la Guardia Civil en una nota de prensa.

Para fabricar parte de la munición, disponía de un taller clandestino donde, aparte de los 18.000 cartuchos ya elaborados, se le intervinieron más de 100 kilogramos de proyectiles, vainas, cebadores y pólvora, así como de la maquinaria y herramienta necesaria para la fabricación de cartuchería metálica de 30 calibres diferentes, que posteriormente comercializaba de forma ilícita a través de Internet.

España es el segundo país del mundo con la legislación más estricta contra la posesión de armas de fuego. Solo nos supera Japón. Los delitos relacionados con la tenencia ilegal de este tipo de armas tienen un reproche penal máximo en nuestro ordenamiento.

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?