Viernes, 05 de Marzo de 2021

Otras localidades

Real Sociedad

Portu hace justicia

El atacante murciano hace el único gol (1-0) del triunfo más que merecido de la Real Sociedad, que colecciona ocasiones ante un AZ Alkmaar al que empata a puntos en el liderato del grupo junto con el Nápoles

Portu celebra con rabia el gol de la victoria contra el AZ Alkmaar

Portu celebra con rabia el gol de la victoria contra el AZ Alkmaar / Soccrates Images (Getty Images)

Portu es de oro. El gol de Portu vale oro para la Real Sociedad. Porque le permite meterse de lleno en la pelea por el primer puesto en el complicado grupo F de la Europa League. Un gol agónico, en el segundo palo, rozando el fuera de juego, pero que hacía justicia a los merecimientos de los donostiarras, que buscaron la victoria con un carro de ocasiones. Portu daba la victoria a la Real contra el AZ Alkmaar, porque lo contrario hubiera sido contra natura. Es más, la Real debería haber goleado. Era lo justo. Se tendrá que conformar con este 1-0 que le permite empatar a puntos en los más alto del grupo con el equipo holandés y el Nápoles, que también ganó al Rijeka. Si esto va de sufrir, a la Real le va a tocar hacerlo hasta el final. Pero si es con victoria como esta noche, bienvenido sea. Porque sólo la falta de puntería puede frenar a esta Real lanzada y desatada, líder en LaLiga y colíder en Europa. Se puede hacer mejor, pero no se puede hacer más.

De nuevo antes de comenzar, problemas en el calentamiento, como hace una semana. Gorosabel se resentía de unas molestias musculares y otra Sagnan salía a tapar el hueco para colocarse de central y llevar al lateral derecho a Aritz Elustondo. El partido empiezo muy parejo, con los dos equipo planteando la misma idea sobre el tapete, con presiones muy altas y tratando de robar lo más cerca del área rival para generar más peligro. Eso hizo que ninguno de los dos equipos tuvieran el dominio de la pelota, con la sensación de que iba a ser un partido de ida y vuelta, un correcalles que podía permitir a la Real aprovechar la velocidad y astucia de sus hombres de ataque. Poco a poco, la Real se fue asentando sobre el césped, mientras el AZ Alkmaar dejaba de presionar tan arriba y se replegaba más. Los donostiarras se hacían con la posesión de la pelota y empezaban a jugar en campo del conjunto holandés. Y así empezó a coleccionar ocasiones muy claras que no entraron de milagro. Portu en un mano a mano con Bizot que sacó el portero holandés, después un remate de cabeza de Silva que se fue rozando el larguero, otro remate de Monreal en el segundo palo delante que se fue fuera de milagro y un balón en boca de gol que no acertaron a rematar ni Portu ni Isak. Fue increíble que la Real no se fuera al descanso por delante en el marcador, e incluso habiendo goleado. Pero el partido se fue sin goles al descanso, y eso dejaba en el aire, con mucha incertidumbre, lo que podía pasar en la segunda mitad.

Pero la Real salió igual tras el descanso, siguiendo dominando sin parar, generando de nuevo una ocasión tras otra, encerrando al AZ Alkmaar en su área, y haciendo cada vez más merecimientos para conseguir la victoria. De nuevo fue Silva quien se encargó de generar el fútbol necesario para que la ocasiones se le cayeran de las manos a los donostiarras. La figura de Marco Bizot, el portero de los holandeses, se iba haciendo cada vez más grande. Oyarzabal, Monreal, Isak... y siempre aparecía Bizot. Pero entonces, en la acción más fea de las muchas que generó, apareció Portu en el segundo palo para rematar libre de marca un remate en semifallo de Oyarzabal tras otro buen centro de Monreal, que no se cansó de subir la banda toda la tarde. Era de justicia. Era la 11ª ocasión de gol clara de la Real.

El Az Alkmaar despertó entonces. Se dio cuenta de que su táctica de jugar al empate ya no le valía. Y buscó la portería de Moyá, pero el meta mallorquín, una de las grandes novedades en el once de Imanol, tiró de veteranía para frustrar los tímidos acercamientos de los holandeses. Y mientras la Real seguía generando ocasiones. Una tras otra. Fiel a su estilo. Pero como en Europa, por mucho que lo merezcas, todo cuesta un mundo, tuvo que acabar sufriendo con un balón lateral al que subió a rematar Bizot y que hizo que el corazón se le parase a todos los seguidores de la Real. Hubiera sido muy injusto. El fútbol no puede ser tan cruel. No lo fue y la Real logró un triunfo que vale oro puro.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?