Lunes, 25 de Enero de 2021

Otras localidades

HOY POR HOY HOY POR HOY Àngels Barceló entrevista al expresidente Felipe González
Opinión

El mercadeo a cuenta del mercadillo

La Firma de Javier Blanco

Las aguas del Carrión bajan agitadas por su margen izquierda a causa del mercadillo de los martes; concretamente en torno a la Fábrica de Armas y la calle Labrador, enclave futuro que el Gobierno municipal quiere proponer como alternativa al que hasta ahora se situaba en el Paseo de la Julia.

Los vecinos manifiestan que no están en contra del mercadillo como tal, pero sí de la nefasta ubicación que la Corporación municipal pretende establecer en su demarcación. Y esgrimen unos argumentos que me parecen razonables y suficientes como para no llevar adelante la propuesta.

La citada calle fue designada vía principal de acceso cuando se abrió a la circulación el tramo desde la rotonda de la Lanera hasta Aupasa; de hecho, el tráfico que actualmente soporta es considerable (ambulancias, transporte escolar, 112, reparto a domicilio, particulares, etc.), precisamente por la finalidad que se le dio en su día: ser una vía alternativa de comunicación con la avenida de Valladolid y el barrio del Carmen. Hoy donde dije digo, digo Diego, y lo que antes era una necesidad se convierte ahora en un capricho, una ocurrencia más.

El concejal del área de Desarrollo Local, Urbano Revilla, ha asegurado en diversos medios de comunicación que "están intentando encontrar una solución para el bien de todos", y a continuación añade: "y favorecer la situación de los vendedores". Se delata Vd. mismo Sr. Revilla. Pide opinión sólo a una parte, los comerciantes del mercadillo, y ningunea a los vecinos. A esa acción arbitraria, abusiva en el ejercicio del poder, se le llama cacicada. Y como la idea que tengo de Vd. no es precisamente de un cacique, me inclino por pensar que alguien le está aconsejando mal a sabiendas.

A lo largo de la calle Labrador existen alrededor de 150 aparcamientos, que serían suprimidos; cuatro cocheras que verían anuladas las entradas y salidas de 160 vehículos; una residencia de ancianos, y muy próximo el colegio Marqués de Santillana. Además, como se preguntan los vecinos en sus argumentaciones, en caso de urgir la presencia sanitaria en algún edificio de la zona, la intervención de bomberos o fuerzas de seguridad durante la celebración del mercado, ¿puede garantizarse una eficaz intervención y segura evacuación?

No estaría de más conocer qué dicen a este respecto los informes de Policía Local y Bomberos ante la nueva propuesta. ¿Acaso se han solicitado, como es preceptivo? A los vecinos les asiste la razón y están en su derecho cuando exigen que se les facilite copia de dicho informe.

Y por último, no acabo de entender la obcecación del Gobierno municipal por instalar estas actividades en espacios enclaustrados y de accesos complicados, salvo que sea un compromiso electoral aplazado, en diferido, es decir un mercadeo. En el caso que nos ocupa, el mercadillo no puede perjudicar a otros aspectos que merecen una gran atención, como la salud y la seguridad, el tráfico, la protección de los consumidores y la salvaguarda del medio ambiente.

Ah, por cierto. Soy vecino de la calle Labrador, por si alguien no se había percatado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?