Domingo, 07 de Marzo de 2021

Otras localidades

Real Sociedad

Imanol saca el látigo en Zubieta

El entrenador de la Real Sociedad no entiende de parones y así se lo ha hecho saber a sus jugadores. No estaban con la tensión que pedía, paró la sesión y les abroncó muy enfadado tirando al suelo una botella que tenía en la mano

Imagen del entrenamiento en Zubieta

Imagen del entrenamiento en Zubieta / R.R

Imanol no entiende de parones. Ni de liga, ni de nada. lo demuestra en cada entrenamiento, y especialmente cuando no hay partido. No es que el entrenador de la Real Sociedad prepare sesiones especialmente exigentes cuando no hay partido el fin de semana. No se trata de eso. Su plan no lo cambia. Pero tampoco su manera de plantear cada sesión de trabajo. Para el entrenador oriotarra hay algo que es innegociable en un entrenamientos: es la intensidad y la tensión a la hora de afrontar cada actividad que el cuerpo técnico propone a los jugadores. Y cuando no lo ve, cuando observa que sus jugadores no se están tomando en serio el trabajo, entonces reacciona y se lo hace saber. En sentido figurado, es como si sacara el látigo. 

Eso es lo que ocurrió en el entrenamiento a puerta abierta en Zubieta. En un ejercicio de finalizaciones con oposición, para ensayar la precisión en los pases y las finalizaciones, uno de los puntos débiles esto último del líder de Primera, que debe afinar su puntería, Imanol Alguacila no dudó en detener la sesión y abroncar delante de todo el mundo a sus futbolistas. Los futbolistas de la Real apenas defendían y los delanteros no metían un sólo gol, haciendo vaselinas y otras frivolidades. Hasta que Imanol se cansó y pegó varios gritos de desaprobación a su plantilla. "¡Tenemos ocasiones para hacer gol, coj....", grito primero el técnico oriotarra. Y después, ya más enfadado porque no veía a los jugadores bien en ese ejercicio, tiró una botella de plástico con agua al suelo de forma muy vehemente y muy cabreado les añadió. "Me caguen tu p... madre". En ese momento, silencio incómodo con varios jugadores mirando para abajo, sin querer levantar la mirada.

El entrenador de la Real les explicó cómo había que hacer de forma menos alterada. Y curiosamente, a partir de ahí, el nivel del ejercicio mejoró de forma exponencial.  Los jugadores empezaron a marcar goles, los pases fueron más precisos y los defensas estuvieron más atentos. No hay nada mejor que un bronca a tiempo para que todo vuelva a la normalidad, aunque sea rara como la actual. Eso sí, durante el resto del entrenamiento siguió pegando gritos, siendo fiel a su estilo de entrenar; pero eran de aliento y de correcciones puntuales. 

En ese entrenamiento en Zubieta no participaron los jugadores que están con sus selecciones (Mikel Merino, Mikel Oyarzabal, Ander Barrenetxea, Roberto López y Martin Zubimendi), los lesionados de las últimas semanas, como Illarramendi y Alex Sola; y tres jugadores renquantes con diferentes problemas que han parado esta semana por precaución. Es una semana de recuperación y se pretende que no hay ningún tipo de contratiempo. En esa tesitura han estado Aritz Elustondo, con problemas en su tobillo desde varias jornadas; Miguel Angel Moyá, con alguna sobrecarga,; y Joseba Zaldua, que volvía a jugar por primera vez esta temporada y para evitar recaídas. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?